Opinión

Un rostro nuevo llega
a la banca y se apellida Coppel

 
1
 

 

Coppel

Con menos de 35 años, pero toda una vida rodeado de empresarios exitosos, este martes Rubén Coppel Bernal se convierte en uno de los presidentes de consejos de administración más jóvenes en el sector financiero, al ocupar la presidencia tanto de BanCoppel como de la Afore.

Asumir la presidencia de ambos consejos de administración en sustitución de Enrique Coppel Luken, quien estuvo 10 años en ese puesto y más de 35 años de servicio en el grupo, en donde contribuyó a sentar las bases del liderazgo comercial, inmobiliario y financiero del grupo Coppel en el país, pareciera que será una tarea muy difícil, pero Rubén, con su sencillez y franqueza, lo hace parecer como un reto para el que ya está preparado y listo.

Para Rubén Coppel llegar a la presidencia de ambos consejos de administración es algo natural dentro del largo entrenamiento que ha tenido en todas las áreas de la empresa, y cuando se refiere a todo, es a todo, desde atender en piso a los clientes de las tiendas como vendedor, hasta formar parte de la operación del banco y la Afore. La forma en cómo platica su llegada a la presidencia de ambas figuras financieras, que atiende ya a más de 20 millones de clientes, es con el objetivo de buscar dar la mejor atención y seguir a la vanguardia, ya que, por ejemplo, desde que nacieron en el banco (hace 11 años) identifican a los clientes con su huella digital y con eso tienen acceso a los servicios.

El reto que se le avecina, afirma, es porque buscan en cinco años ser el banco más relevante para sus clientes, e incluso adelanta que trabajan en simplificar el pago de remesas, dar crédito a empresas y, sobre todo, enseñar a sus clientes de forma sencilla para qué sirve cada producto financiero, ya que eso los ayuda a ambos. En la Afore ya han logrado superar en afiliación a la más grande del sistema, que es Banorte, y buscan continuar por ese camino, pero sobre todo mejorar el servicio, ya que el banco y la Afore están en sus más de mil tiendas, todos los días del año, en un horario ampliado. “Esa es un gran ventaja, pero lo que más valora el cliente es la transparencia, saber claramente qué obtendrán, sin letras chiquitas, y eso es básico para nosotros, tener la confianza de nuestros clientes”.

La tecnología será parte fundamental en esta nueva etapa de la Afore y el Banco Coppel, pero también la ampliación de servicios. Esto lo harán con base en los resultados que obtengan de estudios que ya puso en marcha y que en pleno 2018 espera tener resultados. Los cambios, asegura, se darán, pero conforme a lo que requieran sus clientes.

Su modelo de negocio incluso llamó la atención de la reina Máxima de los Países Bajos, porque el Banco Mundial le explicó que en México, BanCoppel promovía la inclusión financiera a quienes no tenían acceso a la banca, por eso en su visita al país conoció el modelo de negocio para entender el proceso de promover los servicios, productos y el trato que se brinda a los clientes en este banco.

Aunque se ve confiado y seguro, por la formación educativa y profesional, ya que tiene más de tres años formando parte de los consejos de administración de ambos negocios, escucha atento los comentarios y toma nota. Pero lo que más llama la atención es el conocimiento que tiene del negocio y, sobre todo, del mercado al que se enfrentará.

Ya lograron estar al tú por tú con los grandes bancos, creciendo de forma orgánica, camino que seguirán “con el mercado popular mexicano, ahí es donde queremos seguir creciendo”. Esto porque, dice, a manera de reto han bancarizado ya a más de 20 millones de mexicanos, y hay más de 50 millones de personas que no están bancarizadas. Ese es el mercado y el negocio por el que van, afirma. Por ello, la moneda está en el aire.

Twitter: @JLeyvaReus

También te puede interesar:
La regulación para las Fintech, tema en el Congreso
Los convenientes 'errores' de los bancos
¿Por qué el Departamento del Tesoro ‘goleó’ a Rafa Márquez?