Opinión

Un pato para el antojo

   
1
El Auténtico Pato Manila

   

Tacos de pato

Dirección: Culiacán 91, Col. Hipódromo Condesa, Delegación Cuauhtémoc.

Teléfonos: 6267-2274

Twitter: @PatoManila

Horarios: Lunes a miércoles, 13:30 a 21:00. Jueves a sábado, 13:30 a 23:00. Domingo, 13:30 a 19:00 horas.

Precio: $100-$200 por persona.

Tarjetas: American Express, MasterCard, Visa, crédito y débito.

Tiempo: Una hora.

Compañía: Familia o amigos.

Comer bien no siempre se trata de restaurantes ostentosos, con manteles largos y una decoración sofisticada. A veces, para saciar los antojos es mejor recurrir a locales modestos donde el diseño de interiores se queda en la banqueta.

Imagine una taquería pequeña, de unos dos metros y medio de frente por, quizás, tres de fondo. Azulejos blancos sobre las paredes y dos barras en las que apenas hay espacio para distribuir unos 12 bancos. En ese lugar cabe una diminuta cocina a cargo de preparar un menú igual de pequeño, con sólo cuatro opciones. Si logró juntar estos elementos podría estar imaginando algo parecido a El Auténtico Pato Manila.

No se trata de una taquería convencional, pues no podrá encontrar ni el tradicional trompo de pastor o una orden de bistec o costilla. El pato
—que traen de un criadero orgánico del Estado de México— juega el papel estelar en este lugar. Patos completos se preparan en casa de uno de los dueños y luego se sirven de cuatro maneras diferentes.

Mi favorito es el taco Kim, de estilo oriental, que se prepara con cinco especias y se sirve sobre tortilla de harina con salsa de ciruela, salsa de ostión, cebollín y pepino. Suave, jugoso, especiado, ligeramente dulce, un toquecito ácido y un respiro fresco del cebollín y el pepino. La orden trae dos, pero pida doble de una vez, pues seguramente querrá repetir.

Los auténticos tacos Manila –los de estilo mexicano– son más sencillos, con pato rostizado sobre una tortilla de maíz con un poco de frijoles negros y epazote. Para mi gusto éstos sí necesitan una de las varias salsas que preparan ellos mismos, pues la carne es ligeramente más seca y un ligero pico de acidez ayuda a abrillantarlos.

Los rollos primavera son los clásicos fritos rellenos de vegetales y un poco de pato especiado –en mi opinión les falta un poco de carnita–. Lo recomendable es echarle un poco de la salsa agridulce tailandesa, aunque si lo prefiere también les va bien la de jamaica con vino tinto o la de tamarindo.

Los wontons son unos saquitos de masa frita rellenos de la misma carne especiada de pato con un toquesito de jengibre que les da un aire fresco en la boca. Écheles un poco de la salsa agridulce para darles un poco más de complejidad de sabor.

Además, cuenta con tres opciones de cerveza artesanal mexicana, dos de ellas buenas para maridar los platillos y una más tostada y densa que sirve como postre, para no quedarse con las ganas.

Le aseguro que es un lugar al que volverá una y otra vez cuando esté en la zona; al menos por la estrella del lugar, los tacos Kim, querrá regresar.

Twitter: @Ysusi

1
  

   

Pato
1
   

   

Pato