Opinión

Un paso adelante,
dos pasos atrás

  
1
  

  

Graco Ramírez

Graco Ramírez, gobernador de Morelos, demostró provenir de un partido de izquierda, al retomar la tesis de
Lenin de un paso adelante y dos pasos atrás.

Lo malo es que al parecer no la entendió, ya que sólo dio dos pasos atrás en el avance democrático de su entidad, al lograr con un albazo acabar con la revocación de
mandato en la Constitución estatal.

Desde finales de los noventa existió esta figura en Morelos y Graco Ramírez, cuando se encontraba en campaña, se comprometió públicamente a que cada dos años se sometería a la revocación de mandato.

Obvio no lo hizo en los primeros dos años, es decir en octubre de 2014, y unos meses antes de que tuviera que consultar a los morelenses por segunda ocasión, los diputados de la entidad, por 24 votos a favor y una abstención, aprobaron eliminar de la Constitución la revocación del mandato.

No hubo protestas ni debate, ni siquiera estaba en la orden del día, fue un albazo que puede ser considerado como la respuesta al fin de la luna de miel entre los ciudadanos y el gobernador.

Hay muchos acontecimientos que es mejor enfrentar sin que los ciudadanos decidan si debes mantenerte o no en el cargo.
La última medición del CONEVAL pone a Morelos como el lugar donde más creció la pobreza, con más de un 17 por ciento respecto al resto del país.

Además, en inseguridad, la organización Alto al Secuestro señala que Morelos, per cápita, es el estado número 1 en secuestros y las cifras del Secretariado Nacional de Seguridad Pública Federal, colocan reiteradamente a Morelos dentro de los primeros 10 lugares en delitos de alto impacto.

2016 ha sido un año terrible en este sentido ya que en el primer trimestre se registraron 130 homicidios, incluidos los de la presidenta municipal de Temixco, Gisela Mota; el asalto y homicidio del medallista olímpico Francisco García Moreno.

A eso se agrega la fosa clandestina que el gobierno mantiene en el municipio de Tetelcingo, Morelos, donde están sepultados 150 cadáveres de forma ilegal y sin ningún registro.

Las dos agendas

Mientras en México algunas personalidades y organizaciones LGBT, tomaron los asesinatos en el antro Pulse, de Orlando, Florida, como un crimen de odio, en Estados Unidos se explicó como un acto terrorista de ISIS.

Un ejemplo es CNN que en su información se refiere al hecho sólo desde el punto de vista de que el homicida Omar Mateen, de 29 años, prometió lealtad a ISIS y cometió el mayor ataque terrorista desde el 11 de septiembre.

En la agenda estadounidense sin duda está el terrorismo internacional, mientras que en México la iniciativa del presidente Enrique Peña sobre los matrimonios igualitarios incendió los ánimos y muchos manifiestan sus fobias y su aversión a las libertades individuales.

Un ejemplo de ello se dio ayer con Jesús Manzo, Coordinador A de la Dirección de Atención a Programas para el Adulto Mayor de la Secretaría de Desarrollo e Integración Social, en Jalisco, quien escribió en su cuenta de Facebook: “Lástima que sólo fueron 50 y no 100”, al referirse a las víctimas del atentado que en un bar de Orlando.

Esto provocó su inmediata destitución, pero la intolerancia se ha dejado ver en muchas ocasiones a últimas fechas; el seminario Desde la Fe, de la Arquidiócesis Primada de México, señaló que el PRI perdió siete gubernaturas por un “merecido voto de castigo”, debido a la iniciativa “destructiva e inmoral” del presidente Peña Nieto para legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
​¿El mundo al revés?
​Ricardo Anaya en la presidencial
​Lección a los gobernadores