Opinión

Un contador público en cada empresario te dio

La autoridad fiscal está empeñada en convertir a todo mexicano emprendedor en un eficiente contador público. Y será el 2015 el terreno para que esa encomienda inicie no importando si en la tarea los emprendedores se acuerdan cada día de las progenitoras de quienes marcan las directrices fiscales del país.

El SAT avanza en las acciones que derivarán en una disminución de la evasión y elusión fiscal en el país aunque ello genere, lamentablemente, un profundo malestar entre los contribuyentes y la necesidad de que emprendedores y empresarios enfrenten una mayor carga administrativa que, desde luego,  tendrán que asumir en el costo que ello les represente.

Hacemos referencia a la disposición de la autoridad fiscal contenida en el artículo 28 del Código Fiscal de la Federación, fracciones III y IV, donde se integran dos reglas nuevas vigentes a partir de enero del año entrante, pero con facultades de que la autoridad las exija de manera retroactiva al pasado mes de julio si lo estima conveniente: que la empresa lleve su contabilidad en medios electrónicos e ingresar mensualmente la información contable en la página web del SAT, mediante el buzón tributario.

Esto implicará para todas las empresas entregar su contabilidad en tres archivos XML independientes que integren la información que requiere la autoridad fiscal federal. Las personas físicas con actividad empresarial que facturen más de dos millones de pesos anuales tendrán también que adaptarse a las nuevas disposiciones.

Pregúnteme si el universo de micro empresas e incluso pequeñas empresas están enteradas de este punto. Pero por supuesto que no.
Para quienes quieran que esta obligación no les represente más costo podrán “subirse” a la plataforma de “mis cuentas” que tiene el portal del SAT para meter su información a los parámetros que la autoridad marca como obligatorios, aunque ya han surgido softwares mexicanos que pretenden hacer menos complicado el proceso que será o habrá de constituirse para el grueso de las micro empresas en un verdadero dolor de cabeza. Les guste o no, el asunto tendrá que llevarse a cabo. Más vale comenzar a acostumbrarse no sólo a la idea, sino también a la práctica.

En el mejor de los casos, las micro empresas llevan sus cuentas en papel y no acuden a los exceles para realizar sus balances. Más de 85 por ciento de las microempresas ni papeles llevan con los detalles de ventas, compras, cuentas por pagar y por cobrar.

Las empresas que reclaman por simplificaciones administrativas ven en la exigencia una complicación seria, una más, para seguir siendo empresas formales.

En este sentido, una Pyme mexicana de nombre WFACTURA, con más de ocho años de antigüedad, se dice lista para ofrecer a sus similares la alternativa de migrar sus archivos Excel a los parámetros de contabilidad fiscal que exige el SAT en beneficio de quienes tienen que cumplir con las disposiciones y de las exigencias de la autoridad hacendaria, que con esto pretende dar un paso importante para incrementar la recaudación de impuestos.

En teoría la disposición, ya con una declaratoria de prórroga dictada por la autoridad, deberá entrar en vigor en enero del siguiente año, pero la obligación de las empresas es mantener la contabilidad electrónica lista por si la exigencia de la autoridad así lo determina, desde el mes de julio del presente año.

Por si le interesa saber más de la empresa Pyme involucrada en esto al 01-800 1616284

dirección@universopyme.com.mx

Twitter: @ETORREBLANCAJ