Opinión

Un ‘Café Rico’

1
El Tercer Lugar


El tercer lugar

Dirección: Havre 83, Col. Juárez, Delegación Cuauhtémoc

Teléfono: 5208-0038

Twitter: @buna_mx

Horarios: Lunes a sábado, 9:00 a 22:00 horas

Precio: $40-$100 por persona

Compañía: Amigos, pareja, compañeros de trabajo, negocios

Tarjetas: American Express, Master Card, Visa; crédito y débito
 
Yo también soy de los que piensan que el día comienza mejor con una buena taza de café, aunque reconozco que no tiene mucho que comencé a poner atención en lo que tomaba.

Jesús Salazar -en Twitter @cafeolgo- me recomendó algunos lugares en los que se privilegia la calidad en todo el proceso: desde la cosecha en el campo, su beneficiado -la forma en que se realiza el secado-, el tostado y preparación.

El Tercer Lugar es uno de ellos. Esta cafetería -que a primera instancia no luce como una- nació de mano de la marca Buna, que significa café en la lengua hablada en Etiopía, país en donde, dicen, se descubrió el café cuando un pastor notó que sus cabras tenían mucha energía después de comer los frutos de una planta.

Por ahora tienen dos cafés de Pluma Hidalgo, Oaxaca, que varían en su proceso de beneficiado y, por lo tanto, en aromas y sabores: Pante Ayuuk, de proceso lavado, con aromas de nueces, miel y leche; y Alebrije, que recuerda chocolate y madera con una acidez cítrica. Cualquiera de los dos se expresa bien en una extracción preparada en Kalita. De la mezcla de ambos resulta Havre 83, el café de la casa que funciona mejor en un espresso, con buen balance entre la frutalidad y acidez.

Cuando voy a El Tercer Lugar casi siempre comienzo con una extracción fría -elaborada con hielo que al descongelarse va goteando lentamente sobre el café, obteniendo aproximadamente un litro luego de 12 horas-, ya sea con agua, leche o, mi favorita, con horchata. Después, una extracción y un espresso.

Abrieron una segunda cafetería dentro del Mercado Roma. Está justo en la entrada y debido al espacio tan pequeño, aquí sólo preparan espresso y extracciones frías por remojo, la cual tiene una mayor concentración de cafeína debido a las 18 horas que tarda en prepararse.

Una buena noticia es que hace poco abrieron otro espacio: Taller 42. Éste no sólo es una cafetería, pues acondicionaron un lugar para dar talleres para la apreciación del café. Aquí puede probar espressos muy diferentes a los de sus otras dos ubicaciones y si prefiere un americano, lo preparan en dripper. Además, tiene la opción de pedir una malteada de vainilla o chocolate con base de café.

Deberá tener un poco de paciencia si visita alguna de estas cafeterías, pues cada café lleva su propio tiempo de preparación. La espera, le aseguro, valdrá la pena, no en vano su lema es: café rico.

Twitter: @ysusi