Opinión

Un alemán que vuela

 
1
 

 

De Jefes.

 Ayer, Miguel Alemán Magnani cumplió 50 años de vida y en diciembre, una década de operar Interjet.

Este abogado por la Anáhuac, hijo de Miguel Alemán Velasco, exgobernador de Veracruz, y nieto de Miguel Alemán Valdés, presidente de México entre 1946 a 1952, colocó a la aerolínea entre las tres más importantes de México, con una participación de mercado de 23 por ciento, sólo por debajo de Aeroméxico que tiene 32 por ciento y Volaris con 29 por ciento.

Datos de la DGAC muestran que en el primer bimestre de 2016 Interjet aumentó 10 por ciento su número de pasajeros transportados, a un millón 311 mil personas. Alemán Magnani pretende expandir sus rutas internacionales, principalmente a destinos de Latinoamérica. Por ello firmó un acuerdo con Latam Airlines para poder llegar a más países de Sudamérica e inauguró los vuelos La Habana-Mérida y Cancún-Los Ángeles en el primer trimestre de 2016. Que no pare la fiesta.

EXCLUSIVA PARA AUDI
A ver, lea rápido: Thyssenkrupp. Así se llama esta empresa alemana que inaugurará otra fábrica en México, en San José Chiapa, Puebla.

¿Por qué la relevancia? Hace sólo un mes inauguró su fábrica de autopartes en Huejotzingo, Puebla, en donde desembolsó unos 90 millones de euros.

Nos dicen que esta vez la factoría operará dentro de la planta que Audi tiene en la misma localidad. Para los expertos, el que una firma de autopartes funcione dentro de la fábrica de una automotriz implica ahorros en logística y transporte.

Actualmente Thyssenkrupp, que dirige en el mundo Heinrich Hiesinger, opera siete plantas en México donde manufactura diferentes componentes, incluidas las piezas de motor. Normalmente la firma invierte en promedio entre 40 y 50 millones de dólares por planta en México. Las previsiones de la AMIA apuntan que hacia 2020 se producirán 5.2 millones de vehículos en el país, 50 por ciento más que en 2015. Así que la demanda de autopartes va en aumento.

RASSINI, CON MÁS POTENCIA
No pise el freno aún. Los resultados que publicó Rassini son una muestra de que el negocio automotor sigue fuerte y su boom va para largo.

La semana pasada la firma reveló crecimientos de 19 por ciento en sus ventas y 45 por ciento en sus flujos del primer trimestre de 2016, con lo que superó las expectativas del mercado y reflejó capacidad para mejorar su rentabilidad.

A partir de los números que reportó, los expertos de Ve por Más mejoraron sus expectativas para el grupo que dirige Eugenio Madero y ahora esperan que aumente 22 por ciento sus ingresos y 46 por ciento sus flujos en 2016.

Con esto, ahora se estima que la acción de Rassini cotice en 55.3 pesos para el cierre de 2016, para un potencial de subida de 40 por ciento sobre su nivel actual. Le sobra potencia.

También te puede interesar:
Dos bálsamos para Bernardo
Tortilla estadounidense
El cobre de Larrea