Opinión

Uber, oportunidad
de oro para Mancera

1
   

     

Uber

Soy de los que creen que a Miguel Ángel Mancera le irá bien el 7 de junio. Es decir, el PRD retendría en los comicios de ese día casi todo lo que tiene en las delegaciones y cederá ante Morena algunas curules de la Asamblea Legislativa. Este escenario asume que los perredistas consumarán dentro de 25 días una efectiva operación clientelar (no digo esto con cinismo, es mera descripción) que superará por mucho las capacidades “operativas” (ídem) de los morenistas. El PAN, salvo Benito Juárez y otros enclaves clásicos, será el desastre capitalino de siempre.

Con eso en la bolsa, el jefe de Gobierno que sin ser perredista tripula al sol azteca de la capital tendrá una nueva oportunidad para congraciarse con una clase media y/o círculo rojo que le ha recelado su estilo de gobernar. Y pocas cosas podrían ser más ideales para ello que el tema Uber.

Algunos números de Uber en el Distrito Federal ayudan a entender el enojo de los taxistas con esa plataforma.

La ciudad de México representa la décima operación mundial de Uber. En la capital mexicana más de 300 mil personas hemos descargado la app para pedir esos autos y trasladarnos en ellos. Y los horarios pico del servicio son jueves, viernes y sábado en la noche.

En otras palabras, Uber es un éxito sobre todo en las horas en que jóvenes y no tan jóvenes salimos de fiesta. Horarios en los que por cierto es común que taxistas cobren tarifas exorbitantes o, peor, en que se corre el riesgo de tener en las calles a conductores bajo el influjo del alcohol.

Si 300 mil personas ya tenemos tan sólo en Uber una alternativa distinta al taxista de siempre, se entiende la guerra mediática lanzada la semana pasada por algunos líderes de los ruleteros, que quisieron dar un madruguete en la opinión pública anunciando la inminencia de supuestos operativos de las autoridades del Gobierno del Distrito Federal en contra de estos servicios no convencionales de traslado de personas.

La intentona propagandística de los taxistas provocó una respuesta en las redes, donde por igual se defendió a Uber y plataformas similares, que se criticó al GDF por supuestamente ceder ante los gremios de trabajadores del volante.

Sin embargo, no parece tan claro que en el Palacio del Ayuntamiento estén ideando una medida regresiva. Si hemos de tomar por buenas las declaraciones que Rufino León Tovar, secretario de Movilidad, dio el jueves a Guadalupe Juárez en Radio Red, entonces alguien en
el GDF sí está entendiendo la naturaleza del conflicto. Entre otras cosas, esto declaró ese día el funcionario capitalino:

“Es un esquema de sana competencia, en donde las reglas del mercado y los requerimientos de la ciudadanía van a definir quién quiere que preste el servicio. En la medida en que yo tenga mis vehículos mejor preparados, bien pintaditos, en condiciones adecuadas, pues desde luego que mi servicio se proporciona en mejor circunstancia. Y es algo en lo que por desgracia los taxistas de la ciudad no se han preocupado. Digo, son buenos para venirse a parar a la Semovi de vez en cuando y afectar a la ciudadanía en las calles, pero yo les pediría que mejor nos pongamos a trabajar, y ofrezco mi apoyo institucional en todo ello, para subirnos a esa modernidad”.

Si realmente en el GDF tienen esa claridad, y si la regulación que pretenden para Uber no limita el número de permisos ni la flexibilidad de tarifas, Mancera tendría en Uber una escalón a favor de aspiraciones futuras. Veremos.

Twitter: @SalCamarena

También te puede interesar:
El gobierno que destruía y destruía confianza
Hola, soy Polo, y sí haré travesuras
¿Qué procurador tuvimos en Murillo Karam?