Opinión

Uber, más grande que Walmart en 2017

 
1
 

 

Uber taxis Londres (Bloomberg)

¿A ti te han amenazado?, le pregunto a Francisco Sordo, el director general de Uber en México, refiriéndome a las golpizas y amenazas que han sufrido en diferentes puntos del país los choferes de Uber. Me responde que afortunadamente no, y que con el modelo de negocio que impulsan en México nunca imaginaron llegar a donde están, con un crecimiento tan vertiginoso sin paralelo.

“No entiendo cómo no tenemos una fila enorme de gobernadores y alcaldes de todas las ciudades solicitándonos abrir el servicio en muchas localidades del país”, me dice sorprendido, y explica los beneficios puntuales que deberían hacer que cualquier gobernante anhele Uber en su localidad: genera empleo, moviliza eficientemente a la gente y utiliza un parque vehicular que típicamente está estacionado por largas horas durante la jornada laboral. Eso, en adición a la reducción de precios.

Uber prepara algo grande para noviembre. Sordo no revela qué será, pero todo apunta a que habrá una actualización de la aplicación que brindará aún más flexibilidad de elección al usuario, quizá dejando de insistir en el formato Uber Pool, que ha generado cierto resquemor en algunos de los choferes. Le pregunto por estos últimos, y por los que se han manifestado contra la empresa. “Es una minoría verdaderamente pequeña”, me dice, y revela la cifra mágica: al último día de agosto, durante ese mes, hubo 79 mil choferes registrados de Uber que prestaron servicio.

La empresa rompió un monopolio, y lo sabe, y ahora que sus propias expectativas fueron rebasadas respecto de lo que originalmente pensó al llegar aquí, ya tiene la mira puesta en el futuro inmediato: ser más grande que Walmart de México en cuanto a número de colaboradores en 2017. Esto implica un crecimiento como pocas veces hemos visto en el país en décadas. Acaso en la historia quizás existió una incorporación tan veloz y masiva de empleados sólo cuando José López Portillo decía que debíamos acostumbrarnos a administrar la abundancia y Pemex crecía exponencialmente (ahora le estallan los barcos).

Entre más rápido crezca Uber, mejor para México. Sus clases de capitalismo de libre mercado, con sesiones de oferta y demanda en la pantalla de todo el que tenga un teléfono inteligente, no tienen precio.

Esa es la magia de la tecnología: empareja el terreno para reducir barreras de entrada en una industria. Uber es disruptiva, y abre operaciones en ciudades que padecen con los truhanes del transporte urbano. En Cancún, por ejemplo, donde recientemente habilitó la plataforma, hay miles de turistas que están solicitando diario el servicio.

Qué curioso. Casi siempre son empresas extranjeras las que vienen a dinamizar los mercados rígidos. Sí.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
¡Albricias!, privatizarán más aeropuertos
El 'chapoteadero' de Cemex en Berlín
Beltranena de Volaris abrirá 315 rutas