Opinión

Turismo, sin revertir crisis


 
La caída en los ingresos de divisas por visitantes internacionales y en el número de viajeros provenientes del exterior sigue sin revertirse, si ambos indicadores se comparan con sus niveles previos a la crisis.
 
De acuerdo con cifras del Banco de México, en 2012 ingresaron al país casi 76 millones de visitantes internacionales, contra 92.9 millones 4 años antes.
 
Además, los ingresos de divisas provenientes de los viajeros internacionales a México ascendieron a 12,720 millones de dólares, 7.2% superiores a los de 2011.
 
Sin embargo, en comparación con los captados en 2008 -considerado el mejor año en la historia del sector turismo- aún son 4.9% inferiores, lo que corrobora que esos recursos siguen sin recuperar los niveles previos a la crisis.
 
Además, se mantienen como la cuarta fuente de divisas, después de los ingresos por inversión de cartera, exportaciones petroleras y remesas familiares.
 
Recuperación trunca
 
En 2009, los ingresos aportados por los visitantes internacionales sufrieron una caída de 13.9%, producto de la recesión económica en Estados Unidos, principal aportante de turistas a México, así como de la aparición del virus de la influenza A/H1N1.
 
En 2010 lograron una recuperación de 4.2 % anual, que se interrumpió en 2011, cuando se contrajeron 1%.
 
Lo que sí se ha recuperado y se mantiene en crecimiento desde 2010 es el gasto promedio de los visitantes internacionales.
 
En 2012 fue de más de 167 dólares, cifra récord que superó en 6.8% al gasto de un año antes, e incluso fue 17% mayor al de 2008.
 
'El futuro de México'
 
Revertir la caída en el ingreso de divisas por viajeros internacionales y en la llegada de estos visitantes respecto de sus niveles previos a la crisis, es el principal reto de la secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu.
 
El turismo es un sector prioritario para el gobierno de la República, ya que es un gran vehículo para hacer de México un país incluyente y próspero, afirmó recientemente el presidente Enrique Peña Nieto.
 
El mes pasado, el Ejecutivo federal anunció la Política Nacional Turística, que se basa en cuatro ejes fundamentales: ordenamiento institucional del sector turístico; innovación y competitividad; fomento y promoción, así como impulso al turismo sustentable.
 
Según Ruiz Massieu, la Política Nacional Turística permitirá convertir al turismo, que 'representa el futuro de México', en una palanca de desarrollo.
 
Turistas con pernocta
 
Un problema que ha contribuido a frenar el flujo de visitantes del extranjero es la imagen de país violento e inseguro que México tiene en el exterior.
 
En el último año, los ingresos de divisas por turistas internacionales -visitantes que pernoctan por lo menos una noche en algún tipo de establecimiento- ascendieron a 10,712 millones de dólares y crecieron 7.1%, pero aún son 1.4 % menores a los de 2008.
 
El número de turistas internacionales fue de 23.1 millones y bajó 1.2% respecto de 2011, cuando se alcanzó el máximo histórico de 23.4 millones.
 
De cada cien turistas internacionales, 58 son de internación y 42 son fronterizos.
 
Entrada por salida
 
Por su parte, los ingresos de divisas por excursionistas internacionales -visitantes sin pernocta- fueron de 2,008 millones de dólares.
 
La cifra anterior representa un incremento de 7.8 % frente a la de 2011, aunque está 20 % por abajo de la de 2008.
 
En 2012, el número de excursionistas internacionales fue de 52.9 millones, 1% superior al del año previo, pero 24.5% inferior al récord de 70 millones en 2008.
 
De cada cien excursionistas internacionales, 90 son fronterizos y diez arriban al país en cruceros.
 
Violencia e inseguridad
 
Después de las agresiones contra seis turistas españolas y una ciudadana mexicana a principios de febrero en Acapulco, el gobierno federal lamentó los hechos y se comprometió a garantizar la seguridad de los paseantes.
 
Una semana después de esos reprobables actos, al anunciar en Bahía de Banderas la Política Nacional Turística, Peña Nieto dijo que 'vamos a abrir a México al mundo y que el mundo venga a México'.
 
Aun así, el país no podrá convertirse en un 'destino de clase mundial' ni en un 'lugar privilegiado a nivel internacional', como lo visualiza el Ejecutivo federal, de persistir los elevados niveles de violencia e inseguridad.
 
vpiz@elfinanciero.com.mx
twitter: @VictorPiz