Opinión

Tsunami sol azteca

 
1
 

 

[La bancada del PRD en la Cámara alta asegura que con este impuesto se recaudarán hasta 20 mil mdp cada año. / Cuartoscuro] 

El PRD lleva ya un buen tiempo capoteando la(s) tormenta(s) de su vida interna. Digamos que este huracán comenzó (como en otras ocasiones de su historia) con la renovación de su presidencia nacional hace 18 meses, cuando en noviembre de 2015 se eligió a Agustín Basave como su presidente nacional. Basave sustituyó a Carlos Navarrete, quien salió muy desgastado un año después del escándalo de los Abarca en Iguala, implicados en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Escasos siete meses después Basave renunció a la presidencia y en julio de 2016 Alejandra Barrales fue electa la nueva presidenta del CEN del PRD. Cada uno de estos episodios han puesto en vilo la unidad del partido. Sin embargo, a pesar de las diferencias, dificultad y aprietos, los distintos grupos a su interior han ido forjando alianzas.

La prueba de fuego más reciente fue el proceso para gobernador en el Estado de México, en el que Barrales no pudo forjar la alianza con el PAN y MC para la candidatura de Alejandro Encinas. Este episodio puso de manifiesto visiones antagónicas al interior del PRD sobre el futuro político del partido. Para muchos incluso puso en evidencia cómo desde el PRI se opera y manda en algunas de las corrientes perredistas.

En medio de todo ello, los senadores Zoe Robledo y Miguel Barbosa, entre otros militantes del partido, dejan el PRD para sumarse a Morena.

Esta semana se suma a esta tormenta partidista el escándalo por el 'olvido' en la declaración 3de3 de Alejandra Barrales de un departamento de un millón de dólares en Miami.

Barrales tendrá que ser mucho más precisa en el origen de los fondos con los que compró ese departamento. Tendría que mostrar, peso por peso, cómo generó ese ahorro. Sus declaraciones fiscales de cada año deberían ser la mejor manera de hacerlo.

El tema más crítico, sin embargo, es que el golpe se da en medio de cuatro elecciones y en un momento en el que el PRD sigue lamiéndose las heridas de las batallas internas. ¿Qué efectos tendrá en las elecciones de junio? ¿Cómo salir del tsunami para encontrar la unidad y el rumbo que el PRD requiere de cara a 2018?

Twitter: @julio_madrazo

También te puede interesar:
Medios sin dinero público
Trabajadoras del hogar en México
La segunda vuelta sí funciona