Opinión

“Trumpismo”

 
1
 

 

Donad Trump. (Reuters/AP)

De manera poca sorprendente, Rick Perlstein (de Talking Points Memo), nuestro experto más destacado en el auge del movimiento conservadurismo, tiene la mejor interpretación a la fecha sobre el fenómeno Trump.

Tal como lo dice el Sr. Perlstein, a nadie debería sorprenderle encontrar que hay muchos republicanos furiosos que ya no aguantan más: “Esto es importante: el conservadurismo es como una persecución fanática recurrente”, escribió hace poco. “La cantidad de odio, hasta donde sé luego de 17 años de estudio detenido de 60 años de historia del ala derecha, sigue siendo la misma. Sacar la bandera de la Confederación, izar la bandera del odio a los inmigrantes: lo primero no supone un nuevo Jerusalén de tolerancia; lo segundo no significa que el racismo del conservadurismo finalmente haya sido revelado para que todos lo veamos”.

Y crucialmente, una parte clave de la mitología conservadora es que la silenciosa mayoría comparte este odio, y que solo la élite liberal con su corrección política es la que está evitando que los estadounidenses digan lo que saben que es cierto (se parece al constante tropo de Bill O’Reilly, de Fox News, en el sentido de que cualquiera que discrepe con él es de la “extrema izquierda”).

¿Entonces por qué la base republicana no debería apoyar a “El Donald”? La élite lo considera ridículo, pero a la base se le ha dicho una y otra vez que la élite es corrupta y anti estadounidense. A la base también se le ha dicho una y otra vez que representa los verdaderos puntos de vista de todo mundo excepto los de Esa Gente. ¿Entonces por qué sus miembros no deberían optar por alguien que es de su tipo de persona, en estilo y en sustancia?

Twitter:@NYTimeskrugman

También te puede interesar:

¿La geografía es la raíz de la crisis de Puerto Rico?

Ha llegado el momento de la verdad para Europa

Grecia no tiene por qué terminar en un “Estado fallido”