Opinión

Trueque millonario

 
1
 

 

De Jefes.

Por fin salieron del DF. Usted ya sabe eso. Pero lo que no sabe es cómo. Después de 31 años en el desarrollo inmobiliario, la familia Daniel Kabbaz por fin salió para construir su primer desarrollo en Puebla sobre terrenos que solían ser de Grupo Carso, de Carlos Slim, y de la familia Chedraui.

Fibra Danhos, dirigida por Salvador Daniel, no desembolsó ni un peso en el pago de los seis terrenos de 120 mil metros cuadrados, pues invitó a los Slim y Chedraui a ser socios de la Fibra, para lo cual emitió y distribuyó como forma de pago 14 millones 712 millones de Certificados Bursátiles Fiduciarios.

Estos tendrían un valor de alrededor de 498 millones de pesos, es decir casi cuatro mil 150 pesos por metro cuadrado. A cambio, los inversionistas serán dueños de una parte de los inmuebles de Fibra Danhos en el mercado, en donde sus títulos acumulan un rendimiento de 15 por ciento en dos meses. Parece un buen intercambio.

Acero al rojo
Al parecer, ya no es un asunto de gremio o grupal. La acerera ArcelorMittal advierte de que correrá a siete mil 500 personas de su siderúrgica en Lázaro Cárdenas, Michoacán, si el gobierno no sube los aranceles para impedir que entre más acero chino.

Los detalles sólo pueden conocerlos los involucrados, pero hay destellos que empiezan a iluminarnos.

La empresa que comanda Víctor Martínez Cairo carga aparentemente con vicios e ineficiencias operativas motivadas por falta de inversión, particularmente en su planta michoacana. Además, los empleados le exigen mucho, pues enfrenta un contrato colectivo muy caro que le obliga a aumentar sus precios para obtener ganancias.

El problema llegó a su cúspide supuestamente cuando un comercializador nacional --conocido empresario de Monclova-- se comprometió a comprarle una determinada cantidad de acero, pero detuvo las transacciones cuando vio el tamaño de la factura.

ArcelorMittal estaría cobrándole muy por arriba del precio al que vende, por ejemplo, en Brasil, justamente como consecuencia de sus ineficiencias locales. La parálisis de las ventas motivó entonces a la compañía a enfrentar a la Secretaría de Economía, a cargo de Ildefonso Guajardo, y exigirle que imponga salvaguardas adicionales sobre el acero para encarecerlo y así sacar el inventario. Esto es fuerte rumor, pero si la historia es así, nomás diga usted ¿qué arancel se le antoja subir mañana?

Camote y Volkswagen
Va como postre. Thomas Karig, vicepresidente de relaciones corporativas de VW, tendrá un encuentro con proveedores en Puebla en el que pretende calmarlos ante el escándalo de Volkswagen que crece como smog, perdón, como espuma.

Está citado y está citando para el 11 de noviembre en el Hotel Marriot de Puebla. El pretexto es hablar sobre las estadísticas del mercado automotor en Norteamérica.

Pero la intención, nos cuentan, es dar claridad sobre un problema que se ve más bien nebuloso. Ya le contaremos.
 
También te puede interesar:
Buena Ordeña
Echan montón de fibra
Demoledora bienvenida