Opinión

Tropiezo en concreto

 
1
 

 

De Jefes.

No termina de fraguar. Cemex reportó resultados más débiles de lo esperado en el tercer trimestre de 2015. Como consecuencia, varias intermediarias bursátiles ajustaron a la baja sus estimados de crecimiento este año y el siguiente.

Particularmente, Citigroup acaba de reducir sus previsiones de flujo operativo para estos años, luego de que sus analistas se frustraran con los volúmenes de ventas de cemento de la empresa en México y Sudamérica.

Si bien la firma que dirige Fernando González consiguió aumentar precios con la estrategia de “valor antes que volumen”, sus ventas y márgenes de ganancia sí fueron impactados. Además de las previsiones de resultados, Citigroup también bajó una vez más su precio objetivo en los títulos de Cemex para los próximos 12 meses, a 14.50 pesos, eso irónicamente implica un potencial de subida de 29 por ciento. Un sólido riesgo.

El regreso de ‘La Comer’
Todo indicaba que ya sólo iba por la gente de mayores ingresos. Ésa que quizá como usted, compra en City Market.

Pero la nueva Controladora Comercial Mexicana, empresa que dirige Carlos González Zabalegui, dejó en claro que después de vender la mayor parte de su negocio a Soriana no renuncia al volumen… ni a ‘La Comer’.

Sí, lanzará un “nuevo” formato que tendrá un piso de ventas promedio de siete mil metros cuadrados y que se enfocará en comercializar perecederos y mercancía general, especialmente productos para el hogar.

No queremos revolverlo. El asunto se resume así: una nueva marca ‘La Comer’ quizá pronto compita con una marca llamada ‘Comercial Mexicana’.

Por lo pronto, los formatos de supermacado, es decir, Fresko, Sumesa y City Market mantienen un desempeño fuerte en ventas comparables, algo así como un crecimiento de 5.2 por ciento en el tercer trimestre. La aspiración, paga.

Base cero en Bimbo
El presupuesto base cero no es una iniciativa exclusiva del gobierno mexicano. Algunas empresas lo adoptaron para controlar presupuestos y mejorar sus márgenes de ganancia.

Un caso es el de Grupo Bimbo, que dirige Daniel Servitje. La panificadora más grande del mundo implementó un programa piloto de este esquema en México, con el objetivo de replicarlo a otros de sus mercados fuera del país hacia 2016. En Estados Unidos, esa estrategia buscaría recortar aún más los costos en la cadena de suministros del grupo, así como las eficiencias logradas, tras la integración de Sara Lee en los últimos tres años. En los primeros nueve meses de 2015 la empresa mejoró sensiblemente su utilidad antes de impuestos y su apuesta es seguir expandiéndola.

Por cierto que en México, en donde la competencia no abunda, obtiene una rentabilidad de 17.2 por ciento (de EBITDA). En Norteamérica 7.8 por ciento, y en Latinoamérica apenas 1.4 por ciento. ¿La piedra en el pan?: Europa, en donde este indicador es negativo en 3.0 por ciento. Vaya, Bimbo aún con retos por delante.

También te puede interesar:
Azcárraga prueba marcas: Fiesta Inn Express, en puerta
Reconstruye la casa Geo
Consumo hasta en el baño