Opinión

Tres preguntas para
saber si es hora de vender la empresa

  
1
  

  

venta auto

Es como dejar a uno de la familia atrás. Vender el negocio. No obstante, vienen muchas ofertas en camino. Muchos quieren un pedazo de México, incluso otros mexicanos.

Finalmente, México crece más que otras partes del mundo y las perspectivas son relativamente favorables, si el gobierno encuentra la manera de mostrar que aquí existe Estado de derecho.

Así que a lo nuestro. ¿Debes vender la empresa? Enciérrate y respóndete a esto.

¿Estás en una industria en crecimiento?

Quizá con tus alcances el negocio ya no da para más. Sea porque ya no hay oportunidades a la vista o porque la materia prima está limitada. No se ve por dónde esto pueda crecer.

¿La compañía cuenta?

Muy fácil. ¿Los veinteañeros están entre los perfiles de tu clientela? Quizá ya no sigues tendencias de mercado o algo que te haga diferente respecto de lo que ofrece tu competencia.

¿Tienes un honesto interés en la empresa?

A lo mejor subir montañas, el golf o los libros están para ti antes que la compañía. Deja la culpa a un lado.

Es Víctor Esquivel quien propone este cuestionario personal. Es un especialista líder de las actividades en gestión de patrimonios en el equipo mexicano de la consultora KPMG. Participó en la reunión del Foro Económico Mundial para Latinoamérica en Playa del Carmen hace un par de semanas.

Asumamos que sí. Que quieres vender el negocio.

En ese caso, puedes venderlo por completo o vender una parte y seguir siendo socio.

Para la segunda opción están los fondos de capital. Busca Amexcap en internet.

Si lo vendes completo, una estimación inicial puede ubicar el valor de la empresa entre 20 millones y 200 millones de dólares.

En la primera cantidad, tienes como opción la banca de inversión. Depositas el dinero y equipos de especialistas buscarán el modo de mantener tu estilo de vida, sin que trabajas en el negocio.

Por supuesto, son menos los casos, pero si obtienes una cifra cercana a los 200 millones de dólares, una buena opción está en fundar tu propio family office. Una oficina que suple el negocio, pero que supone muchos menos empleados y en buena medida tiene actividades financieras.

Suerte con la decisión. Revísalo ahora, que parece buen momento para vender.

Twitter:
@ruiztorre

También te puede interesar:
Tres escenas desapercibidas durante el “Davos” de Riviera Maya
¿Quiénes podrían superar a Slim?
Ésta es la avanzada de las extranjeras energéticas que ya vienen

1
EVIDENTE: Éxito longevo

Una empresa de décadas que vende intangibles. Universal Studios, en California, vende más que películas. Multitudes entran cada fin de semana a un parque temático cuya oferta es la de experiencias que se supone inolvidables. Es ejemplo de la base de la innovación que caracteriza a la economía estadounidense, hoy, impulsada por otro intangible: el del acceso a la información.

Foto para Evidente de Universal Studios.