Opinión

Tres ideas japonesas


Las citas con el doctor están en peligro de extinción. Una silla fabricada por Panasonic puede convertirse en cama apretando un botón.

Además, se basa sobre ruedas impulsadas por un motor que le permiten al usuario moverse independientemente dentro de la casa sin esfuerzo.

Ésta detecta presión arterial y otros indicadores de la salud. Frente al usuario siempre habrá una pantalla con la que puede conectarse vía internet con su médico y verlo a la cara para explicarle que esta mañana desayunó huevos con chorizo.

Para quienes pretendemos envejecer dignamente eso ya resulta atractivo. Pero hay algo más.

Para los mexicanos, estos productos serán más accesibles y pronto podrían ser parte del mobiliario de las casas de la clase media. ¿Por qué? La Alianza del Pacífico a la que se vinculó México reduce barreras para su llegada al país. Aun así, queda algo más.

Reconocido el mercado, empresas japonesas como Panasonic podrían decidir instalar sus plantas aquí, con lo que México añadirá a su creciente manufactura de coches, pantallas y partes aeronáuticas, ahora el equipo médico.

Ésa es una idea que me platicó la semana pasada Toshifumi Murata, el director para Latinoamérica de Bank of Tokyo-Mitsubishi, el más grande de Japón.

Él dejó un par de ideas adicionales. La segunda: la tarea posterior a las reformas es atacar la informalidad. Ojo, no a los ambulantes, sino a las pequeñas empresas.

Todo el mundo se queja de que los bancos no prestan, pero ¿quién daría a un médico crédito por cinco millones, si no tiene más que su juramento para demostrar un ingreso garantizado de 300 mil pesos al mes?.

La tercera: oro, en algún tiempo; petróleo, probablemente ahora, pero lo que hoy sí tiene México en abundancia es gente joven. Tanta que ya la quisieran los japoneses.

Cada persona es un talento en potencia y aquí hay millones, nuevecitas.

Ellos son el verdadero recurso por el que vienen los socios asiáticos. Muy probablemente, la principal razón por la cual Shinzo Abe, primer ministro de Japón, vino acompañado de tanto guerrero samurái a México estas semanas.

¿Por qué Slim le saca más jugo a México?

Alguien me hizo esa pregunta y ofreció datos para el desayuno.

Brasil representa 26 por ciento de los ingresos de América Móvil con 103 aparatos o contratos, o lo que ellos llaman unidades generadoras de ingresos, que son teléfonos o dispositivos conectados.

Pero México representa casi 35 por ciento de los ingresos de la empresa de Carlos Slim, pese a que aquí sólo tiene 93.6 millones de unidades conectadas.

¿Qué lógica puede haber en esa diferencia? Revise su factura telefónica, ahí podría encontrarla.

1
EVIDENTE: Obstáculos rumbo a Texas

Libre Comercio? Los camiones que salen del Estado de México y del Bajío en su ruta a Estados Unidos enfrentan carreteras deterioradas que encarecen el mantenimiento de los vehículos, la amenaza de la delincuencia ante un débil Estado de derecho y en última instancia retenes “oficiales” que retrasan envíos. Adelante, queda mucho más que la aprobación de las reformas. En la imagen, un camión en la carretera 57 rumbo al norte, en Nuevo León.

Parteaguas