Opinión

Tráfico: calamidad diaria en la Ciudad de México

21 febrero 2017 5:0
 
1
 

 

Periférico

Vivir en la ciudad de México es enfrentarse a muchas amenazas: inseguridad, tráfico atroz, grave contaminación del aire, precios de los combustibles más altos que en Texas e inflación.

El tráfico de la Ciudad de México genera ansiedad, estrés, depresión y agresividad. Tiene un costo psicológico que no se ha estudiado. Los embotellamientos incrementan la violencia doméstica. El tráfico es el problema más desesperante de los defeños. Después de las 18 horas no se ven policías motorizados para ayudar a los ciudadanos con problemas mecánicos en sus autos o choques involuntarios. Los ajustadores de las compañías de seguros o una grúa tardan de 2 a 4 horas para llegar al sitio del percance.

¿Cuánto tiempo productivo pierde la Capital por millones de horas mensuales de personas metidas en su auto o vehículos de transporte público, en uno de los diarios embotellamientos en la ciudad?

Para profundizar el problema todos los días en la Ciudad de México hay al menos 20 manifestaciones y aún con pocos “protestantes”, cierran durante horas avenidas y autopistas.

En un estudio llevado a cabo en Los Ángeles relacionan la violencia familiar con el sufrimiento emocional de permanecer todos los días varias horas en un atasco de tráfico. La violencia doméstica se incrementa más del 12% en un ser que gasta más de 3 horas de su casa al trabajo y viceversa.

El DF es la única metrópoli en el mundo que durante los atascos cotidianos, como el de una supuesta vía rápida que es el Periférico, asaltan autos y se cometen crímenes sin que ningún dispositivo de vigilancia se haya organizado. El problema se les fue de las manos a los gobernantes.

Nadie ha estimado los costos sustanciales que sufre la sociedad por la falta de medios públicos de transporte que induzca al mexicano a dejar el coche en su casa.

En 2012 se calculó en EU el alto precio que paga la sociedad por el tráfico. En las áreas metropolitanas las congestiones de tráfico obligaron a los manejadores a quemar 110 billones de litros de combustible fósil y gastar 5.5 billones de horas perdidas de personas atoradas en sus coches.

El costo de los efectos de la violencia doméstica directa e indirecta como consecuencia del tráfico, además de la contaminación, congestión e impacto en la salud se estimó en 5 a 10 millones de dólares al mes.

Sin olvidar los costos en angustia, depresión y la insatisfacción de los manejadores en su vida sexual.

Twitter:@SalvadorG.Lignan

También te puede interesar:

Las turbinas eólicas pueden dañar la salud

¿Por qué preocuparnos por el azúcar?

¿La economía afecta tu salud?