Opinión

Torta de tamal o Herbalife


 
Las tortas de tamal son el arquetipo de producto nocivo pero de amplio consumo en un grupo poblacional vasto. Son paradójicas: la gente sabe que no le nutren pero aun así les consumen bajo la ilusión de saciedad que generan. Yo recuerdo haber ingerido alguna hace décadas, bajo fuerte presión social.
 
Afortunadamente para la clase popular es también desde hace décadas que ha empezado a crecer la oferta de productos con valor nutrimental equilibrado, asequible económicamente, y de calidad garantizada en su manufactura. Un ejemplo icónico es Herbalife, la firma multinivel que ya cuenta más de 60 mil distribuidores entre el público mexicano, y que en los últimos años ha encontrado un modelo de negocio expansivo, para beneficio de miles de mexicanos que se empiezan a nutrir mejor.
 
Herbalife resolvió una ecuación algo compleja: puso la proteína y los nutrientes críticos en fórmulas de polvo, y habilitó una vasta red de interconexiones sociales en gente que evolucionó sus estilos de vida para sofisticarlos alrededor de los conceptos de nutrición, buena salud y activación física. Todo, a bajo costo, y con la posibilidad de hacer negocio en cada tramo de la red.
 
Hoy Herbalife de México factura más de 800 millones de dólares al año, y está por materializar un periodo más con crecimiento a doble dígito, posiblemente alrededor de 15 por ciento. Su distribuidora más exitosa del mundo, una señora toluqueña, factura alrededor de cuatro millones de dólares anualmente. De hecho la gran masa de clientes de esta corporación estadounidense es en realidad mexicana, tanto por la huella que ha logrado aquí, como por los mexicanos que viven en Estados Unidos que son parte de su red.
 
Un tema a destacar en la historia reciente de Herbalife en México es la notoria lealtad que ha ganado con sus clubes de nutrición y activación física, un concepto que consiste en aglutinamientos pequeños de personas dentro de la red, quienes en su barrio se han convertido en auxiliares de vecinos y amigos para que se nutran mejor en el desayuno y se activen físicamente. La promesa llega a ser tal, que cualquiera que siga las instrucciones puede participar en tres semanas en una carrera o caminata de 5 kms. Sí.
 
Twitter: @SOYCarlosMota