Opinión

Sr. Pago,  para renuentes a sufrir las calamidades de la formalidad

Es un hecho indiscutible que muchos emprendedores mexicanos han optado por el aparente beneficio coyuntural que ofrece la informalidad frente a la burocrática y latosa exigencia de la formalidad.

Los que están en la informalidad afirman que no quieren dar el paso a la nave formal porque “la autoridad los fiscaliza, siempre es una monserga burocrática y un abuso financiero lo que les cobran de comisiones los bancos”.

Pues para ellos y otros, para todos los micro y pequeños, para el profesionista independiente, para el abarrotero, carnicería (si encuentra una nos avisa), pescadería (convertida en museo, suponemos) estética, café internet, paletería, taller mecánico, para el de los licuados, el de los tamales pudiera ser,  así como el bolero y el lavacoches, el médico, promotor de “avones” “topers” o “marías kay´s” o “andreas”, para todos ellos y decenas de giros, un par de chavos mexicanos desarrollaron un “combo” (combinación de elementos) que permite recibir en pago tarjetas de crédito o débito, transacción segura por la red de redes, soportada por dispositivos modernos y seguros, respaldo de Visa o Mastercard, depósito de los ingresos en una tarjeta de débito en donde no hay cuenta bancaria de anclaje por lo que no hay “comisionitis” de por medio, ni hay “acoso” fiscal que, dicen, existe.

El producto es mexicano y se llama Sr. Pago, producto del trabajo e ingenio de dos jóvenes mexicanos: Pablo González Vargas y Antonio Flores. Estos padres de Sr. Pago lo lanzan en combo esta semana. Quien quiera probar las mieles de la tecnología, captar recursos que sin el dispositivo no captarían y no tener lo que estiman inconveniente de la “dada de alta ante un banco”, pues aquí tienen su probada.

El producto es muy bueno, a decir por los intentos de bloquearlo de bancos y otros posibles afectados.

Tienen detrás experiencias diversas e incluso le llegaron a pegar muy fuerte los fraudes con tarjetas clonadas o robadas. Pero de todo aprendieron y ahora el combo tiene muchas ventajas para el grueso de la población que no está bancarizada.

Este combo que es lanzado esta semana cuenta con un aparatito del tamaño cercano de una tarjeta de crédito que se conecta o “enchufa” a un teléfono celular inteligente. El prestador de servicio o vendedor de producto toma la tarjeta de crédito o débito de quien va a pagar y la desliza por una ranura del aparato. La tarjeta puede tener banda magnética o bien chip. Los dos puede leerlos.

Una vez que se ha autorizado la compra el usuario firma la pantalla del aparato celular y para el cliente ha sido todo.

Para el dueño del dispositivo lo que sigue es “jalar” los recursos a su tarjeta de débito no ligada a un banco y puede retirar el dinero o bien pagando con la tarjeta su consumo, acudiendo a un cajero o bien comprando un chicle en una tienda de autoservicio y retirando luego, algo de plata.

Para quienes no queden satisfechos con eso de que detrás de este producto no hay un banco hay que mencionarles que está una microfinanciera con cuentas de ahorro nivel 2.

El costo de comisión del Sr. Pago es de 3.59 por ciento por transacción. El costo del combo es de 650 pesos y el alta ante el servicio permitirá que en menos de 24 horas se pueda “transaccionar”. Contacto 01 800 710 2127 o www.senorpago.com

De tin marín…

Hoy por la noche MAGPANEL y DISEÑOS en Bamboo en Universo Pyme televisión a las 10 de la noche en el canal 150 de Sky y Cable.

Correo: dirección@universopyme.com.mx

Twitter: @ETORREBLANCAJ