Opinión

Tlatlaya, qué bueno, qué malo

Tres de ocho militares detenidos por el caso Tlatlaya serán acusados de homicidio, es decir, de ejecutar a los presuntos delincuentes.

El procurador general, Jesús Murillo Karam, hizo el anuncio anterior, pero se cuidó de no mencionar la palabra “ejecución’’ que cambió por “uso excesivo de la fuerza’’.

Pero más allá del eufemismo que poco ayuda a la imagen del Ejército, del caso saltan algunas preguntas.

1.- Los soldados incriminados, ¿actuaron por iniciativa propia u obedecieron órdenes? Porque entre los detenidos se encuentra un teniente, que se supone iba al mando del pelotón. ¿No vio o no quiso ver lo que hacían los elementos de tropa?

2.- La versión primera avalada por la Secretaría de la Defensa fue la de un enfrentamiento que duró “más de dos horas’’; en realidad, dijo Murillo, duró entre ocho y diez minutos. Luego los militares acusados ingresaron a la bodega.

“Al cesar los disparos, ingresaron tres de los elementos militares y realizaron una secuencia nueva de disparos que no tiene justificación alguna’’, precisó el procurador.

¿Se trató de una ejecución?, se le preguntó.

“No puedo responder a esa pregunta’’, respondió.

Las explicaciones salen sobrando.

3.- La Procuraduría de Justicia del Estado de México, a cargo de José Luis Abarca Velázquez, simuló una “investigación’’ cuyos resultados, además, reservó por nueve años.

Abarca se desvivió en desmentir la versión de la agencia de noticias AP, la primera en señalar el posible ajusticiamiento de los 22 presuntos delincuentes. ¿Será llamado a declarar como encubridor del eventual crimen, por lo menos? ¿O el gobernador Eruviel Ávila lo destituirá ante su evidente sesgo y falta de profesionalismo, pues no le garantiza a los mexiquenses ni al gobernador un trabajo medianamente creíble?

Qué bueno –y qué malo, finalmente– que el asunto se vaya aclarando.

* * * *
El presidente del PAN, Gustavo Madero, solicitó licencia para separarse de su cargo; buscará ser diputado federal en 2015.

Su lugar será ocupado por el secretario general del partido, Ricardo Anaya, que de esta manera se estará despidiendo de sus aspiraciones para ganar la candidatura panista al gobierno de Querétaro.

El camino pues, quedó despejado para el senador Martín Orozco.

* * * *
Movido por el Estado de México anduvo ayer el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza.

Primero, habló con la representación presidencial en el CCXLIX aniversario del natalicio de José María Morelos y Pavón en donde destacó, obviamente, la importancia de las once reformas estructurales impulsadas durante la presente administración con el apoyo de todos los partidos políticos.

Evidentemente también le echó porras al Programa Nacional de Infraestructura, que contempla inversiones por casi 1.5 billones de pesos para carreteras, ferrocarriles, transporte masivo de personas, puertos, aeropuertos y telecomunicaciones.

Más tarde, en Coacalco de Berriozábal destacó, ante el presidente Peña Nieto, la importancia de los dos distribuidores viales entregados que fortalecerán la conectividad de esta importante zona del estado.

¡Hasta parecía candidato en campaña!

* * * *
El que se puso guapo ayer fue el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco.

El gobernador “verde’’ asistió a la comida tradicional de resultados que presenta el Programa Bécalos 2014, evento en el que dio a conocer que por cada beca que se entregue a través de esta iniciativa, su administración entregará otra.

Velasco expresó que este tipo de esquemas solidarios, que tienen como fin primordial impulsar la formación académica de jóvenes de escasos recursos, deben ser un motivo que incentive y articule esfuerzos conjuntos entre autoridades.

¡Órale!

Twitter: @adriantrejo