Opinión

5 tips para retener
a tu mejor gente

Motivar al personal puede ser todo un reto en un ambiente volátil, donde las empresas muchas veces luchan por sobrevivir y mantenerse competitivas en el mercado. Sin embargo es importante no perderlo de vista, ya que es clave para retener el talento y maximizar el potencial de las empresas.

1. Sentido de trascendencia: Transmitir que la persona hace una diferencia en la organización y que su trabajo tiene un impacto en la sociedad es un poderoso motivador. Es importante comunicar este mensaje a los colaboradores a través de la filosofía organizacional (misión, visión, valores), sin embargo, es aún más motivador el que los propios líderes los inspiren en el día a día comunicándoles claramente cuál es su papel en el logro de los objetivos organizacionales y cómo cada uno contribuye al éxito organizacional.

2. Oportunidades de desarrollo: Las personas se sienten valoradas cuando la organización presenta un interés genuino en seguir desarrollando sus habilidades y competencias. El apoyo hacia las aspiraciones personales y profesionales de los colaboradores es un ganar-ganar para todos, ya que por un lado se potencializa el talento de los colaboradores en pro de la organización, además que se le proporciona a la persona un cúmulo de conocimientos y aprendizaje que fomenta su crecimiento.

3. Recibir un trato justo: Un factor desmotivante en las organizaciones es el favoritismo e inequidad. En cambio, cuando la organización lleva a cabo acciones para fomentar la imparcialidad genera compromiso en las personas. De esta manera se sienten con la suficiente libertad para que puedan ser ellos mismos en la organización independientemente de su nivel jerárquico, origen, estatus social, género, edad o preferencia sexual.

4. Contar con balance de vida: El ritmo de trabajo actual hace que muchos colaboradores sacrifiquen en gran medida su calidad de vida e incluso mucho de su vida personal. Por eso es un gran motivador el que la organización valore al colaborador como persona más allá de su rol en el trabajo. De esta manera el colaborador aportará más de sí mismo como retribución hacia este reconocimiento.

5. Tener relaciones de confianza: Es clave para generar relaciones positivas en el trabajo y un ambiente idóneo para que la gente pueda sentirse bien y sea productiva.