Opinión

Terrafina va de 'shopping'

 
1
 

 

Alberto Chretin. (Especial)

Aquí le hemos contado que las Fibras enfocadas a la renta de naves o parques industriales han salido, hasta ahora, bien libradas del entorno de incertidumbre generado por posibles cambios al TLCAN.

El temor era que sus clientes, empresas del sector manufacturero que exportan a Estados Unidos -como fabricantes de autopartes, vehículos y componentes de aviones- redujeran su negocio al enfrentar aranceles y que ello se tradujera en menores niveles de ocupación en los inmuebles que les arrendan a las Fibras.

Sin embargo, mantienen la renovación de contratos en dólares, con mejores precios, así como niveles de ocupación superiores a 95 por ciento. En ese entorno y bajo la expectativa de que los ajustes al TLCAN no afectarán a sus inquilinos, Terrafina va por más capital a los mercados.

La CNBV le autorizó la emisión de hasta 25 mil millones de pesos, equivalentes a unos mil 400 millones de dólares. Como parte de esto, hará una oferta subsecuente de certificados bursátiles (follow-on) en la BMV por 290 millones de dólares. ¿Para qué? Nos dicen que Terrafina destinará la mayor parte de estos recursos a la compra de nuevas propiedades, para aprovechar la recuperación del peso frente al dólar. Este año, la Fibra que dirige Alberto Chretin ha sido la más activa del sector en las adquisiciones.

A mediados de enero compró 51 propiedades en 422 millones de dólares, principalmente en el norte y Bajío del país. Todo indica que viene un nuevo ciclo de adquisiciones en las Fibras.

Tanto Fibra Monterrey como Fibra Danhos buscan levantar en los mercados el equivalente a 82 y 134 millones de dólares para salir de shopping. ¿Algo que venda?


‘TURBO’ AL TREN
Uno de los retos que enfrenta desde hace tiempo el sector ferroviario en México es elevar la velocidad de los trenes, que en promedio anda en los 26 kilómetros por hora, nivel inferior a los más de 40 con que operan en Estados Unidos.

La baja velocidad del ferrocarril no sólo implica costos más altos, también la hace vulnerable a los robos. La Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario (ARTF), que encabeza Benjamín Alemán Castilla, tiene claro esto y ya prepara un proyecto ejecutivo para subir la velocidad del tren en México.

Sólo espera que la Secretaría de Hacienda disponga de unos 725 millones de pesos para rehabilitar en el primer año 207 cruces a nivel de carretera.

Esto implicaría, en el mejor de los casos, que el tren no reduzca su velocidad a cero cuando haya una vialidad, pues sin movimiento los ferrocarriles son susceptibles de sufrir robos y secuestros.

En el primer trimestre de 2017 las firmas ferroviarias reportaron casi 400 siniestros en México. ¿Urge meterle ‘turbo’ al tren, no cree?

¿CÓMO VIENEN LOS REPORTES EN EU?
Esté pendiente, está por iniciar la temporada de reportes de las empresas en Estados Unidos. ¿Cómo vienen? El sondeo de Bloomberg con estimados de analistas anticipa que las utilidades de las firmas mostrarán un aumento de 7.4 por ciento, respecto al mismo lapso del año anterior.

De confirmarse, esto representará una desaceleración, toda vez que en el primer cuarto mostraron un avance de 14 por ciento. Los expertos explican que, a pesar de que la debilidad del dólar frente a las monedas emergentes ayudará a los ingresos de las empresas, éstas enfrentan comparativos muy altos.

Al excluir a las empresas del sector de energía, el sondeo de Bloomberg considera que las ganancias crecerán apenas 4.8 por ciento.

En otras palabras, las firmas energéticas mantendrán cifras débiles. Para que lo agende: el 11 de julio conoceremos los números de PepsiCo, que dirige Indra Nooyi, y el 13 los de Delta Airlines, socio de Aeroméxico.

También te puede interesar:
Las nuevas Elektra
Vinte apuesta al Infonavit
El puente que ‘hace volar’ a GAP