Opinión

Términos climáticos

Salvador García Liñán

El clima, en su sentido más simple, usualmente es definido como el “tiempo promedio”, o más rigurosamente expresado, la descripción estadística en términos de promedio y cantidades relevantes de variabilidad de un periodo de tiempo de meses a miles de años. El período clásico de medida es de tres décadas, así definido por The World Metereological Organization (WMO).

Tales cantidades son más a menudo variables superficiales como la temperatura, la precipitación y el viento. El clima, en su sentido más amplio, es el estado -incluyendo una descripción estadística- del sistema climático.

El tiempo es la condición atmosférica a cualquier tiempo dado o lugar. El tiempo es medido en términos de elementos tales como el viento, temperatura, humedad, presión atmosférica, nebulosidad y precipitación. En la mayoría de lugares el tiempo puede cambiar de una a otra hora, día a día y estación del año a estación.

Una forma simple de recordar la diferencia entre clima y tiempo es que el “clima” es aquello que tú esperas, ejemplo una tarde lluviosa, y el “tiempo” es aquel que enfrentas, por ejemplo una ventisca o borrasca de viento o de viento y nieve.

El cambio climático se refiere a cualquier cambio significativo en las medidas o factores del clima durando un período de tiempo importante. En otras palabras, el cambio climático incluye los cambios mayores en temperatura, precipitación o patrones del viento, entre otros más que ocurren en varias décadas o mayor periodo de tiempo.

El dióxido de carbono (CO2) es un gas naturalmente generado y también producido por la quema de combustibles fósiles como el petróleo, carbón, gas natural y la biomasa, material cuyo origen es biológico incluyendo material orgánico, tanto vivo como muerto, sobre o bajo la superficie de la tierra. Ejemplo: árboles, cosechas, pasto, hierba, animales, desperdicio de animales o residuos de procesos industriales. Es la principal causa que afecta el balance radioactivo de la Tierra.

Combustible fósil es el material orgánico formado por la descomposición de llantas y animales que han sido convertidos a través de cientos de millones de años a petróleo crudo por la exposición a alta temperatura y presión de la corteza de la tierra.

También te puede interesar:
Origen de los glaciares
Realidad del cambio climático
Cualidad del aire