Opinión

¿Temer a los tráilers?


___En carretera, usted se va acercando poco a poco a ese tráiler.
Rebasarlo parece la opción pero la valentía achica: ¿Y si algo le pasa y se me cierra?

Tiene razón, en México era riesgoso convivir con camiones en el camino y ahora es más: al inicio del año, la cantidad de vehículos usados importados de Estados Unidos ya superó la de aquellos nuevos que se venden en el país. Es la primera vez que sucede, me avisan.

Como ocurre con los coches, cuyas ventas en México van a la baja, las de los camiones pesados cayeron 13.2 por ciento en los primeros 4 meses del año, respecto al mismo lapso de 2013. Son los Kenworth, los Daimler, Navistar, Dina, Escania, Los Man de VW.

¿A los habitantes de esta nación que tiembla les dio por coleccionar tráilers clásicos?

Para nada. Es lo fácil que luce el negocio. Cada vez fabricamos e importamos más cosas. Alguien tiene que llevarlas de un lado a otro.
Su vecino se da cuenta y compra un tractocamión por el equivalente de 200 mil pesos del otro lado del Río Bravo. Lo importa por unos 50 mil por trámites de amparo. Listo, ya hay empresa.

¿Comprar uno nuevo nacional? Costaría 5 veces más. Mejor el modelo 1999. ¿Qué gasta más diesel? Le ponemos robado o “guachicol” y atascamos de mercancía la caja para que “costee” el viaje. ¿Qué las llantas ya no aguantan? Le ponemos un “gallito” para tres meses.

El gobierno trata de combatir las chatarras con un bono de 161 mil pesos que recibe el dueño a cambio de la destrucción de cada una. Ese dinero debe usarlo en la compra de un vehículo nuevo.

Francamente, ¿imagina usted al dueño de un camión viejo con el poder para poner lo que resta para un camión de agencia?

En la ANPACT que defiende Miguel Elizalde, dicen que para que funcione el plan, hay que subir a 250 mil pesos el premio. La propuesta ya la revisa Luis Videgaray, en Hacienda.

Luego, para combatir las importaciones, hay que esperar una jurisprudencia que eche abajo el amparo que permite que los camiones entren como charales en arroyo.

Esperemos. Mientras tanto, tendremos carreteras nuevas llenas de camiones “de colección”. Maneje con precaución.

Ya viene la recuperación

___Gabriel Lozano, el chief economist de JP Morgan en México, me dice que se siente cómodo con su pronóstico de 3.1 por ciento de crecimiento de PIB para este año. Lo dejo con sus palabras:

“Hay cosas buenas, veremos crecimiento en la segunda mitad del año”. “Del segundo trimestre hasta el tercero podríamos tener sorpresas al alza”… nos leemos cada lunes.

1
EVIDENTE

Nueva pelea de cervezas.

Columna

En los estantes. Antes, Corona contra Tecate en los supermercados mexicanos. Ahora Stella Artois contra Heineken. La primera, propiedad de AB Inbev, dueña de Grupo Modelo. La otra, de Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma. La guerra cervecera cambia de banderas en el City Market de Pedregal.