Opinión

Telepeaje: pifia de testigo social


Barrera presenta observaciones fuera de tiempo

Uno de los avances que en los últimos años se ha tenido en materia de licitaciones de gobierno es sin duda la mirada vigilante del testigo social.

La idea es evitar subastas a modo, pero resulta lamentable que en ocasiones esos vigilantes actúen a destiempo, lo que imaginará en vez de ayudar puede frenar las inversiones que pide a gritos la economía.

Una perla japonesa en ese sentido se acaba de dar con la reciente licitación del Sistema de Telepeaje de Caminos y Puentes Federales (Capufe), un contrato que cada vez que se concursa es motivo de discusiones.

Como es público el consorcio que se alzó como ganador es el conformado por las firmas Azvi-IAMSA-Integra donde participan Guillermo Alvarez, Roberto Alcántara y Carlos Gutiérrez al ofrecer una tarifa por cruce de automotores de 4.84 pesos, que resulta muy favorable con respecto a la que cobra actualmente I+D donde están Telmex-Bancomer de 6.30 pesos.

En la puja también estuvo Tomás Milmo Santos, el mandamás de Axtel y uno de los empresarios que suenan fuerte parea suceder a Lorenzo H. Zambrano Treviño al frente de Cemex, y que ofreció una tarifa 90 centavos menor a la que resultó ganadora.

Lo que llama la atención es que el pasado 30 de abril se adjudicó ese contrato a Azvi-IAMSA-Integra con la firma de la testigo social Mónica María del Rosario Barrera Rivera, y seis días después, mediante un escrito, quiso meter reversa al señalar irregularidades que vaya usted a saber quién le susurró al oído.

Incluso habrá que decir que la Función Pública revisó toda la documentación y Benito Neme, funcionario de esa dependencia, puso su firma al no encontrar anomalía alguna.

Entre la argumentación de Barrera está la falta de experiencia en la gestión de ese tipo de contratos e incluso incumplimiento fiscal de alguno de los ganadores, lo que ha despertado al sospechosismo, por decir lo menos, ya que de forma extemporánea presentó supuestos que deberá probar, sólo que no es funcionaria del SAT y, si me apura, no se entiende cómo un testigo social puede romper con el llamado secreto fiscal.

El historial de Barrera tampoco ha sido el más atinado, ya que para su información fue la que palomeó el controvertido elefante blanco de la Biblioteca Vasconcelos que hasta goteras tenía.

Y bueno, si el contrato de Telepeaje implicará ahorros para Capufe, sorprende que haya inconformidad, o será que Barrera es de las que opina que deben de ganar los de siempre, es pregunta.

La ruta del dinero

Buenos resultados reporta ya la política turística puesta en marcha por la titular del ramo, Claudia Ruiz Massieu, y que como sabe busca privilegiar la captación de divisas por encima de la llegada de turistas internacionales. Por lo pronto, el Banco de México dio a conocer que en el primer trimestre de 2014 los ingresos por visitantes internacionales alcanzaron los dos dígitos, al superar en casi 15 por ciento la cantidad registrada en el mismo periodo del año anterior. Es decir, de enero a marzo, se alcanzó la cifra de 4 mil 436.4 millones de dólares, mientras que en igual lapso de 2013 se captaron 3 mil 864.1 millones de dólares, lo que significa un incremento de 14.8 por ciento...

Fíjese que el titular de la Sedatu, Jorge Carlos Ramírez Marín, estuvo ayer con los empresarios del negocio de bienes raíces en el foro que organizó la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios, que preside Jaime Alverde Losada, y reiteró el compromiso de impulsar nuevas inversiones dando certeza jurídica. En ese sentido estableció que unos 160 ayuntamientos en todo el país han suscrito convenios para agilizar los trámites para otorgar permisos para la construcción y explicó que para dar esa certeza de dónde y cómo se construye, cada presidente municipal tiene que consultar el Registro Único de Vivienda (RUV), lo cual garantiza que la edificación de inmuebles esté libre de riesgos para la población. Sin duda un cambio significativo con respecto a otras administraciones.

Correo: rogeliovarela@hotmail.com