Opinión

Telecom, piso parejo

Parecía que los legisladores no llegaban a la meta. Pasaron siete largos, larguísimos meses, un enfriamiento en el Pacto por México y un cambio en las reglas del juego que dejaron en medio a uno de los hombres más ricos del planeta.

Hubo de todo: los bandazos de #LadyTelecom que sacarse la Lotería, como soñaba, le costó su participación en la discusión; las presiones de los panistas de anteponer la reforma política para no levantarse de la mesa; y un intenso refuego mediático que llevó incluso a identificar a uno de los partidos de izquierda como territorio Telcel.

Y eso de acabar con las prácticas monopólicas en ese sector y ponerle suelo parejo a la competencia, no fue juego de niños.

Por fin hoy se promulgarán las reformas secundarias a 16 leyes federales y tres códigos, que en conjunto redondean la reforma en telecomunicaciones, esfuerzo que debe reconocerse a los legisladores.

El evento se realizará en Palacio Nacional y estará a cargo del presidente Enrique Peña Nieto y su secretario de Comunicaciones, Gerardo Ruiz Esparza.

Finalmente, ¿aplaudirá Slim?

Prietitos y prietotes

Como dice la suegra, cuando no es Chana es Juana, porque los maestros disidentes de Oaxaca y Michoacán fueron el prietito ¿o prietote? del arroz.

Ambas entidades figuran entre aquellas a las que el gobierno federal demandó ante la Suprema Corte por incumplir con las recientes reformas. Se supo que la mayoría de los aviadores en el magisterio radican allá, pero no se sabe de sanciones. El paro magisterial, cuyos vestigios todavía se encuentran en la explanada de la Plaza de la Revolución, que duró muchos meses y afectó a millones de alumnos, no pasó de eso. A los paristas los perdonaron y hasta les pagaron vacaciones.

El sábado los disidentes impidieron la aplicación de exámenes para concursar por plazas de maestro en Oaxaca y Michoacán. ¿Y será que no pasa nada?