Opinión

Tecnologías móviles al servicio de la salud

Son muchos los retos que enfrenta el país en cuestión de salud pública, sin embargo es importante destacar que la tecnología móvil nos brinda oportunidades y herramientas que pueden ayudar a que un mayor número de mexicanos tengan acceso a más y mejores servicios de salud.

En años recientes, el Gobierno Federal ha realizado importantes esfuerzos para garantizar el acceso universal a la salud. Sin embargo, este tipo de medidas se ven impactadas por la escasez de recursos humanos, de infraestructura y monetarios, lo que dificulta su viabilidad.

Una medida que podría impactar de manera positiva es la inclusión del programa “mHealth” que reúne a la industria de las tecnologías móviles y a los servicios de salud por medio de aplicaciones móviles. A través del uso de la tecnología móvil es posible acceder a diagnósticos remotos y monitoreo de pacientes.

De acuerdo a un estudio realizado por GSMA, con el uso de las soluciones de “mHealth”, en 2017 México podría dar acceso adicional a 15.5 millones de personas sin tener que agregar un solo médico. Esto reduciría el gasto en salud (tanto público como privado) en 3.8 billones de dólares.

En México, el acceso a la salud en zonas rurales se dificulta debido a la falta de infraestructura y de personal médico, además del reto que representa la enorme necesidad de recursos y su uso eficiente.

Otro desafío que enfrenta nuestro sistema de salud es el cambio en el perfil de enfermedades que atacan a la población. Con el cambio de estilo de vida y el crecimiento de las poblaciones urbanas, México está dejando atrás la prevalencia de enfermedades infecciosas para dar paso a las enfermedades crónicas como la hipertensión y la diabetes.

Este cambio en el perfil de enfermedades, hace que el servicio de salud deba transformarse de uno que atiende enfermedades infecciosas a uno que atienda enfermedades crónicas. Esto significa que el tipo de servicio que provee el Estado deberá modificarse y por lo tanto será más costoso.

Una opción para hacer frente a este cambio en el tipo de enfermedades es el uso de las aplicaciones contenidas en “mHealth”, ya que mediante la tecnología móvil se puede coordinar el sistema de salud a través de la compartición de los historiales clínicos, el tratamiento y monitoreo de pacientes de manera remota, lo que evita su traslado a hospitales, sobre todo en áreas rurales o de difícil acceso y el uso ineficiente de camas.

Para los médicos es una ventaja contar con información completa y en tiempo real sobre sus pacientes y los tratamientos que han llevado. Esto facilita la atención médica a través de los diferentes niveles del sistema de salud.

La prevención también es un tema relevante. La prevalencia de enfermedades crónicas ha obligado a los gobiernos a desarrollar campañas dirigidas a la población en donde se hace evidente la necesidad de tener un estilo de vida sano. Enfermedades como la obesidad y las complicaciones derivadas de ella se pueden combatir a tiempo si se proporciona información adecuada a los grupos en riesgo. Estas campañas pueden ser reforzadas a través de las tecnologías móviles haciéndolas más efectivas.

Los gobiernos y los operadores móviles pueden trabajar de manera conjunta para proporcionar información a sus usuarios sobre temas de prevención y cómo mejorar su estilo de vida para tener una mejor salud.

*Las opiniones expresadas en este blog son de responsabilidad exclusiva de la autora.

Twitter:
 @CristinaRDV