Opinión

Tec de Monterrey sugiere a Inadem atender empresas familiares

 
1
 

 

[Business Families Foundation revela que el país cuenta con diferentes sectores como alimentos, bebidas, productos de panadería, medios y bienes raíces / Cuartoscuro]

En los próximos 15 años México tendrá la necesidad de renovar 1.5 millones de empleos por año y crear 400 mil nuevos en cada uno de los años de esa década y un lustro. Pudiera hacerlo con relativa facilidad si atiende la profesionalización de sus empresas familiares, esencialmente MiPymes.

Un estudio realizado a lo largo de 3 años por el Instituto de Emprendimiento EUGENIO GARZA LAGUERA del Tec de Monterrey entre 1 mil 885 empresas en más de 27 países (entre ellos México por supuesto) arroja cifras que pudieran ser interpretadas como graves pues traducen con claridad la falta de profesionalismo de las empresas mexicanas.

Las empresas nacionales que participaron en esta investigación, 881, presentan datos relevantes que hablan por sí solos:

50% de las empresas no cuentan con ningún plan estratégico.

En el 66% de los casos no tienen un Consejo de Administración
En el 63% no tienen un Consejo Familiar;
El 86% no tienen un Plan de Sucesión,
El 49% no tienen una visión compartida del futuro de la empresa; En el 52% de los casos no tienen mecanismos para compartir el conocimiento entre las generaciones de la familia;
En el 74% de ellas no existe un Plan futuro para la generación “senior”;
En el 71% no están definidos ningunos criterios de transferencia de acciones de la empresa y en el 58% de las empresas no ha habido transferencia de acciones para conseguir nueva distribución del complejo accionario.

Es decir: van a donde el viento las lleve.

La lógica de quienes intervinieron en la realización de este estudio, realizado por el Centro de Familias Emprendedores señala con claridad que el reto de mejorar el entorno económico y de conseguir consolidación de las empresas mexicanas, lo que implica la generación de nuevas fuentes de empleo, pasa por el necesario proceso de PROFESIONALIZAR A LAS EMPRESAS FAMILIARES MEXICANAS.

Según los datos de este importante trabajo de alcance mundial en el país habría 5 millones 654 mil 14 empresas de las cuales solo el 0.2% son grandes, el 0.8% medianas y el 99 por ciento micro o pequeñas. De este complejo empresarial 85 por ciento son empresas familiares, donde existen dos o más miembros de la familia en puestos claves de la empresa.

Estas empresas generan el 85% del empleo familiar y el 60% del PIB, señala este estudio del que daremos mayores detalles dada la extensión del mismo.

Para entender y estudiar a las empresas de la investigación se tomaron en consideración cinco áreas o “dimensiones” de las empresas: la ESTRATEGIA, el LIDERAZGO, la INNOVACIÓN la INSTITUCIONALIZACIÓN y la CONTINUIDAD.

Los investigadores que han comunicado el adelanto de los resultados
(MARIA ANGELINA ARRIOLA MIRANDA, GERNANDO SALDOVAL ARZAGA y GUSTAVO VIGUERAS LÓPEZ) señalan que para el tema de creación de empresas sería más efectivo hacer esfuerzos para motivar a las empresas familiares mexicanas a asumir estrategias de profesionalización pues las consecuencias que esos cambios pudieran ocasionar generarán mayor solidez en las empresas y con ello mayores oportunidades de generar riqueza y no solo mantener sino incrementar el empleo.

Para los investigadores del Tecnológico de Monterrey sería deseable que la estrategia del Gobierno Federal hacia las Pymes, vía INADEM, contemple sensibilizar y dar armas a las empresas familiares para que mejoren sus posiciones estratégicas y oportunidades de mantenerse en el mercado en mejores posiciones de fuerza.

Apostar a mejorar lo que hay, para que lo que hay funcione mejor, en otras palabras.

Daremos resultados y mayores datos de este importante estudio de uno de los principales centros educativos de nivel medio y superior en América y el mundo, en siguientes columnas.


Twitter:@ETORREBLANCAJ

Correo:dirección@universopyme.com.mx

También te puede interesar:

¡Prendarios unidos jamás serán vencidos!

Produce Chapingo snack saludable

Vincular como política pública