Opinión

¿Te preocupa la vejez? Hay mitos por vencer

Por lo regular, la vejez se asocia con menor capacidad mental, reducción de la productividad y, en general, con una caída del bienestar; pero esto está lejos de ser completamente cierto, según revelan varios estudios al respecto, situación que tiene importantes implicaciones en el terreno de las finanzas personales.

En pocas palabras, si estabas pensando que tu vida estaría “terminada” a los 65 años, nada más alejado de la realidad. De seguro, te sentirás joven y con muchos proyectos por emprender. Por ello, la planeación de tus finanzas debe corresponder a esa nueva visión.

Hay una serie de ideas preconcebidas sobre la ancianidad, que son dignas de revalorarse, según se desprende de un artículo reciente publicado por The Wall Street Journal. Hay investigaciones que demuestran una diferencia marcada de las expectativas de la gente joven sobre la vejez y lo que sucede.

Según Karen Fingerman, investigadora de la Universidad de Texas en Austin, la evidencia indica que nuestro estado de ánimo y la sensación general de bienestar mejoran con la edad.

El estudio se suma a otros y concluyen que los adultos mayores se centran en los aspectos positivos de las emociones, recuerdos y estímulos.

Otros académicos han encontrado que el conocimiento y ciertos tipos de inteligencia continúan desarrollándose en formas que pueden incluso compensar disminuciones relacionadas con la edad. Esto aumenta la productividad y la creatividad.

Incluso se habla de la sabiduría, como la capacidad de resolver los conflictos al ver los problemas desde múltiples perspectivas.

De hecho, los que caen en el estereotipo de estar deprimido, irritable, y obsesionado están por debajo del 10% de la población de más edad, dice Paul Costa, un científico emérito en los Institutos Nacionales de Salud.

En contrapartida, también hay algunas cosas “buenas” que no se cumplen, como tener tiempo para los hobbies, mayor atención a la familia, viajar, menos estrés o estudiar una segunda carrera.

Como es bien sabido, la idea de “viejo” cambia respecto a la edad. Mientras quienes tienen entre 18 y 29 años piensan que es cuando se cumplen los 60; las personas arriba de 65 años lo sitúan en los 74.

Esta nueva visión es digna de ser tomada en cuenta, sobre todo porque esta generación será una mayoría de viejos en su momento y tendrán otras oportunidades laborales, además de tecnológicas. Prepárate financieramente.