Opinión

¿Te has preguntado
si debes ganar más?

 
1
 

 

Estas aplicaciones podrán ayudarte a ahorrar algo9 de dinero en 2017, si ese es tu propósito. (Shutterstock)

Por muy altas que sean las percepciones, las personas tienden a sentirse subvaluadas en su salario. Esto abarca desde quienes se incorporan al ámbito laboral por primera vez; quienes perdieron su trabajo; hasta altos ejecutivos que se sienten incomprendidos con sus ingresos.

Hay tres perspectivas a considerar para abordar dicha preocupación.
1.- Pensar que la percepción es insuficiente para cubrir los requerimientos de gasto corriente. La solución se encuentra en el presupuesto familiar, y lo conveniente es ceñirse a las posibilidades económicas reales. Todo proceso de planeación inicia de esa manera, incluso en los grandes corporativos. Primero proyectan los ingresos y luego deciden a qué destinarlo; si operamos a la inversa, estaremos sobre girados.

2.- Una segunda alternativa se vincula con lo que uno piensa es “justo”. En este caso el concepto es muy subjetivo y dependerá de la evaluación de la compañía, del jefe y de las circunstancias financieras que prevalecen en el centro de trabajo. El reto es justificar en términos de productividad un posible aumento, siempre y cuando la actividad a realizar no pueda ser llevada a cabo por otra persona dispuesta a ganar menos.

3.- El tercer enfoque es el relevante, pues determina los niveles salariales que van más allá de las necesidades o la justicia. Está en función de las condiciones del mercado, con factores tales como la edad, la escolaridad, la experiencia y el costo de vida de la ciudad.
Estos mismos elementos te servirán para validar las pretensiones y ayudarán también como argumento para buscar un alza o identificar áreas de oportunidad para alcanzar las metas. Por ejemplo, definir qué especialidad te podría generar mejores ingresos y, por tanto, capacitarte.

Al analizar los salarios es fundamental tener una visión de oferta y demanda. Existen algunos estudios detallados de cámaras empresariales, universidades y agencias de recursos humanos, en donde se establecen ciertos tabuladores; en la medida en que tengas acceso a ello sería útil.

Sin embargo, estos son meros puntos de partida, y dependerá del tipo de empresa y de las características de preparación, experiencia y actitud del trabajador.

La otra, es buscar una plaza y percatarte qué tanto te valoran.
El ejercicio te centrará en cuanto a tus expectativas de justicia laboral; empero, el contexto cuenta y es diferente una economía boyante a una en recesión.

Aun cuando es una pregunta difícil entre colegas, la referencia salarial es valiosa, con todo y no ser comparable estrictamente. Cuestionarte si deberías ganar más, es un acción pertinente para las finanzas personales.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

También te puede interesar:
​Que no te tome por sorpresa el desempleo; prepárate
¿Conoces las cuatro 'P' de las finanzas personales?
Para tomar buenas decisiones, primero evita los desastres