Opinión

¿Te gustaría saber en qué se ha gastado el dinero del Sindicato-Deschamps?

 
1
 

 

Carlos Romero Deschamps no renunciará, aseguran priistas. (Cuartoscuro)

A mí también, y creo que a gran parte de la sociedad mexicana. Sin embargo, la organización que controla el Senador Carlos Romero Deschamps no practica la transparencia, pues además de no tener siquiera un sitio en Internet que rinda información al público sobre lo que hace, el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana simplemente ignora las solicitudes de información que se le envían a través de la Plataforma Nacional de Transparencia del gobierno Federal, a pesar de que está obligado a hacerlo.

Apenas el mes pasado solicité información sobre el destino de los recursos que recibe por parte de Pemex, así como balances financieros, estados de resultados y demás documentos en los que reflejaría la verdadera dimensión del monstruo, sin embargo, la solicitud no fue contestada, vaya, ni siquiera me notificaron ni solicitaron una prórroga.

Al respecto, el artículo 74 de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública asegura que además de estar obligados a responder las solicitudes de información, los sindicatos como el de Deschamps, deben tener esta información pública y actualizada, sin embargo, no ocurre así.

La finalidad es saber el destino de los recursos públicos que se le otorgan. El manejo que se les dan. Me queda claro que la rendición de cuentas no es una prioridad para ellos, pero violan de manera flagrante el derecho que tenemos los mexicanos de recibir una explicación de lo que hacen con esos recursos.

En septiembre pasado el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) dio a conocer que promovería una sanción en contra del Sindicato-Deschamps por no responder una solicitud de información similar, aunque en ese momento no se hizo nada al respecto.

Dada la larga lista de contiendas que ha enfrentado el Sindicato-Deschamps, su profunda opacidad y completo desinterés por rendir cuentas, y ni los mil millones de pesos que entregó a la campaña del PRI en las elecciones del 2000, conocida en el argot como “Pemexgate”, pudieron abrir al público a la organización de trabajadores.

Así que tengo pocas expectativas del recurso de revisión que interpondré ante el INAI, aunque por supuesto que te seguiré informando sobre la evolución del mismo. Ojalá algún día sepamos en qué se gastan el dinero, que nos dieran buenas noticias que también cuentan, o ¿cómo va?

El coyote petrolero

En este espacio acusaron que ante el recorte presupuestal de Pemex, que no sólo ha afectado sus inversiones y capacidad de ejecución, los operadores y proveedores de servicios han tenido que recurrir a lo que sea para amarrar algún contrato, incluyendo actividades de “coyotaje” con Erick Legorreta López, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria del Petróleo (AMIPE), que de acuerdo con afectados utiliza a su empresa “Conjunto de Servicios Industriales S. A. de C. V.” como intermediario.

Pero como esta empresa no tiene capacidad para ejecutar las obras, dicen quienes piden el completo anonimato, Legorreta López revende los contratos a sus agremiados que sí cuentan con capacidad de cumplirlos, y de esta forma obtiene buenas sumas de mano a mano.

Correo:
atorreh@elfinanciero.com.mx
Twitter: @Atzayaelh

También te puede interesar:

México llegó a las ‘grandes ligas’ de la industria petrolera, apuntes a considerar
La empresa china que va a competir por petróleo mexicano
Adiós a los trabajadores transitorios de Pemex