Opinión

Tauromaquia y sociedad


1


El Juli

El oportunismo político, la falta de capacidad y de calidad moral de gran parte de nuestros diputados y senadores han provocado un distanciamiento entre la sociedad —a quien se deben— y el poder en nuestro país. Sin duda existe gente muy valiosa y capaz en las Cámaras, que en verdad trabaja por amor a México, respetando sus tradiciones, su cultura y esforzándose por el futuro y bienestar de la comunidad. Desgraciadamente existen también personajes como la senadora por el partido Movimiento Ciudadano, Martha Tagle, quien para lograr algo de atención mediática y política, intenta que el Senado apruebe una iniciativa de reforma a la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, para prohibir la entrada de menores de edad a los festejos taurinos.

La atención sin duda la ha logrado, pero ¿a qué precio? En su perfil la senadora se muestra como luchadora de minorías, es feminista, lo cual me parece magnífico, estoy convencido que la mujer es mucho más capaz y sensata que el hombre, por eso pensaría que ella no actuaría como hombre al intentar, sin importar los medios, alcanzar un fin. Los aficionados a la tauromaquia somos una minoría en estos tiempos, merecemos y exigimos respeto a nuestro derecho al acceso a la cultura y a las artes; si los antitaurinos no ven o no entienden esta forma de vivir, eso no les da derecho ni autoridad alguna para prohibir o decidir sobre los derechos de la gente que ama la fiesta de los toros, y mucho menos sobre el acceso de nuestros hijos a la tauromaquia.

No existe un antecedente violento a causa de alguien que de niño tuvo acceso a la fiesta brava, en cambio la falta de oportunidades en la educación, las enormes desigualdades entre los mexicanos, son temas en los que sí deben los miembros de la Cámara poner toda su atención y esfuerzos. La inseguridad ha sacado a los niños de los parques, la gran mayoría de los infantes pasa las tardes encerrada jugando (en el mejor de los casos) con consolas electrónicas, donde el 80% de los juegos son violentos. ¿Por qué no empieza por ahí, senadora? Regule la venta de estos juegos que son una atrocidad, regulen los horarios para las violentísimas peleas de la UFC, ejemplo de violencia que luego se traslada al bullying en escuelas y calles.

La tauromaquia va mucho más allá de una corrida de toros, de los 20 minutos en los que el toro muestra su grandeza, su esencia, la bravura que le dio origen y mantiene durante cientos de años. No todos los animales tienen esa oportunidad. La tauromaquia incluye y se sustenta en la forma de vivir del toro en el campo, donde el balance natural y la convivencia entre especies es el reflejo en su máxima expresión del equilibrio natural de la Tierra, mismo equilibrio que el hombre se ha encargado de torcer, al grado que el cambio climático es una amenazante realidad y prioridad para los líderes del mundo y la sociedad. Aquí deben centrarse gran parte de los esfuerzos de la gente que los ciudadanos pusimos a trabajar para nosotros. La sociedad está harta de desfalcos en gobiernos, fraudes e impunidad.

El domingo pasado en la plaza Vicente Segura, de Pachuca, se llevó a cabo una corrida a beneficio del Comedor Santa María, institución que desempeña una labor magnífica, altruista al servir más de 7 mil comidas gratuitas al día para gente de escasos recursos. La empresa Pasión Ganadera, en un generoso gesto, se ha sumado a esta noble causa poniendo ejemplo a la sociedad, ejemplo que desde hace más de 100 años viene siendo costumbre por parte de la familia taurina: ayudar. Si usted quiere sumarse a esta noble causa visite www.comedorsantamaria.org.mx.

Tome de la tauromaquia, senadora Tagle, el ejemplo del respeto, de los valores y de trabajar por los demás como único fin de su carrera política. Estas acciones la llevarán a ser exitosa y una política respetable y honorable.

Los niños en los toros no se trauman, al contrario, descubren sensaciones y emociones; puede no gustarles el espectáculo, pero dejemos que decidan ellos. Lleve a sus hijos o a sus nietos a los toros, insisto que no se traumarán, al contrario, ganarán en vivencias y ampliarán su criterio ante la vida, que a ellos les va a tocar mucho más difícil que a nosotros si el ámbito prohibicionista continúa.

Twitter: @rafaelcue

También te puede interesar:
Hermoso rejoneo
Roca Rey, ¿el próximo rey?
70 años no son nada