Los sueños
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Los sueños

COMPARTIR

···

Los sueños

07/01/2019

Ayer celebramos el día de los Reyes Magos. Para unos es una creencia, para otros una realidad y para otros una metáfora que se esconde en un sueño. Personalmente, y por la religión que profeso, este día tiene un significado profundo. Mas en esta ocasión hablaré de la metáfora. Los Reyes Magos, al igual que Santa, son una manera de recordarnos a los seres humanos la posibilidad de soñar con un mundo mejor. Un mundo donde la bondad, la generosidad, a través de dar, recibir y convivir con los seres queridos, son pretextos para reflexionar y creer que podemos tener un mejor lugar y, así, trazar un camino.

Esta ruta puede ser personal o colectiva y seguirla es el simbolismo de “la estrella” que siguieron los Reyes Magos. Si como individuos o como grupo somos capaces de tener un plan anual o por más tiempo y caminar hacia él, es una gran ventaja. Las metas son maravillosas cuando nos sirven de rumbo hacia el que nos queremos dirigir. Es por eso que estoy contenta, porque este 2019 a nivel país ya contamos con una ruta clara.

Nuestro Presidente sabe dónde está la estrella y la va siguiendo. Tenemos un presupuesto encaminado no sólo a cumplir lo prometido, sino también a atender de raíz una parte de los problemas fundamentales de la seguridad que son el ocio, la falta de oportunidades y la falta de recursos para los jóvenes. Por ello, con el programa de “Jóvenes construyendo el futuro” se alcanzará a tocar a cientos de miles de ellos y moverán como nunca una energía y economía en el país.

Por otro lado, el decreto de la zona fronteriza alineará varios intereses a favor de generar mejores oportunidades. Principalmente, la reducción del IVA al 8%, la disminución del ISR y un salario mínimo, con un 16% de aumento. Los dos primeros beneficios, para aquellas empresas que están registradas y en orden ante el SAT. Con esto hay también una motivación para estar al día en sus contribuciones y con el nuevo salario mínimo generar que las personas en la frontera no migren buscando mejores condiciones, arriesgando incluso la vida al cruzar al otro lado.

Por éstas, que ya son realidad, y muchas cosas más, me quedo con la idea de los Reyes Magos y la posibilidad de seguir soñando, porque estos sueños empiezan a ser realidad. Mi sueño es por un México más justo, equitativo y trabajo para ello. También sigo la estrella que me guía para no perderme en el camino y si algo se atraviesa, lo retomo.

Los invito a trazar metas y caminar hacia ellas. A soñar, no para salirnos de la realidad, sino para caminar hacia cosas más grandes y mantener prendida la luz de la alegría y la esperanza.

Feliz 2019.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.