Opinión

Tasas altas, el reto hipotecario

 
1
 

 

Vivienda en El Marqués

Ya lo hemos comentado, las tasas de interés empleadas para medir el costo que los bancos aplican al crédito hipotecario subieron de nuevo y no será la última ocasión en que Banco de México (Banxico) utilice esta medida para contener el aumento de precios.

Por eso, conviene recordar lo sucedido. La reciente alza llegó a 10.15 por ciento promedio durante 2016, nivel equivalente a 275 puntos base. Este nivel llegó hasta 14.75 por ciento. Y si bien Janet Yellen de la Fed (Reserva Federal norteamericana) ratificó ayer el sentido de elevar las tasas de manera gradual, no de modo rápido porque podría provocar una nueva recesión, nadie puede asegurar que en México el mensaje sea asumido tal cual.

Analistas que ya venían alertando sobre esa posibilidad piensan que la ruta alcista no ha terminado, que podría tener nuevos episodios el resto de 2017 e incluso durante los dos próximos años. De ahí lo complejo que puede resultar en un escenario inflacionario, producto de la liberación del precio de la gasolina.

El reciente incremento generó que las tasas alcanzaran los niveles de 2009 cuando el mercado financiero sufrió la última crisis global originada en Estados Unidos. Se prevé que al cierre de 2017 alcance 7.25 por ciento.

En la industria del crédito hipotecario se observó entre noviembre y diciembre un estancamiento producto de las elecciones en Estados Unidos. Sin embargo, se sabe que se ha empezado a reactivar el mercado aún con tasas de interés más elevadas. La pregunta es si será suficiente para mantener los ritmos de crecimiento del crédito hipotecario los últimos cinco años. Hasta noviembre pasado, según información del Banco Central, el financiamiento de la banca comercial creció 10.1 por ciento en términos reales.

Recordemos que los bancos colocaron 114 mil crédito con un valor de 120 mil millones de pesos y de 7.3 por ciento en materia de colocación de hipotecas hasta noviembre de 2016.

Lo que aquí comentamos en relación con el fin a la guerra de tasas que generó una gran competencia en los bancos del sistema financiero en los últimos años ya no se mantendrá. No obstante, la inflación sí es un factor a considerar, ya que pese a tasas bajas el aumento de precios de los inmuebles vino mermando la capacidad de compra de los consumidores.

Otra duda es si la caída en los costos hipotecarios de 20 a 8.5 por ciento en el periodo 2000-2016 mantendrá esa gradual recuperación sugerida por la titular de la Fed. Nadie sabe ahora lo que el Banco Central de México defina. Sin duda el aumento en el precio del dólar sigue siendo un factor de riesgo que ya se ha traducido en mayores costos de los inmuebles debido al incremento de los insumos para la construcción.

Son ecuaciones que aun no permiten generar consenso y estabilidad al mercado.

CEO DE AVISON YOUNG EN MÉXICO
Este jueves el equipo de Guillermo Sepúlveda en la firma canadiense Avison Young México recibe a su CEO Mark Rose. La visita es por demás anecdótica, si consideramos que el juego comercial de México está cambiando prioridades y su presencia robustece indudablemente la presencia de la firma en el competido mercado inmobiliario nacional, y que producto de esta visita también estrena oficinas formalmente mañana por la noche.

Twitter: @claudiaolguinmx

También te puede interesar:
Crisis y oportunidad
Real Estate, un mundo de posibilidades
Riesgo vs oportunidad