Opinión

Cuatro supernotas
de las elecciones

1
 

 

Votacion

Primera.- Margarita Zavala podría ser candidata independiente a la presidencia. Tras el triunfo de Jaime Rodríguez El Bronco, y tras las múltiples menciones de Zavala y otros panistas afines a ella como el expresidente Felipe Calderón en el sentido de que el PAN ha dejado de ser una verdadera opción ciudadana, la exprimera dama podría construir una candidatura independiente fresca. Ella es la única persona en el escenario político que tendría amplia legitimidad si renunciara al PAN y lanza una plataforma propia alejada de los partidos. A El Bronco le tomó dos años y medio construir su candidatura. Margarita tendría que iniciar ese camino ya.

Segunda.- El secretario Luis Videgaray es el gran (y silencioso) triunfador de las elecciones de anteayer. Todos, absolutamente todos los argumentos que hablaban del rechazo de la ciudadanía por la reforma fiscal vigente han quedado sepultados. El electorado refrendó al PRI y al Verde en una proporción muy similar a la que existía en la Cámara de Diputados, echando a la basura el supuesto voto de castigo contra los impuestos y la fiscalización vigente desde 2014. Asimismo, tampoco hubo voto de castigo por el magro crecimiento económico. Videgaray puede descansar tranquilo, que la gente compró entero el argumento de que quien gana más, debe pagar más. Ya no importan las quejas de los empresarios.

Tercera.- Querétaro es la gran historia de esta elección. Es el único estado donde hubo alternancia de PRI a PAN y que pintaba poco en las notas periodísticas. Ayer se hablaba de cómo Pavlovich o Astudillo habían logrado alternancia en sus estados, pero a Querétaro se le dejaba en un segundo plano (Milenio cabeceaba, por ejemplo: “’El Bronco’, Astudillo, Aureoles y Pavlovich mandarán”). ¿Qué significa esta falta de acento en Querétaro? Que en dicho estado la política y los políticos están en segundo plano. Querétaro es una historia de éxito económico, no de prebendas políticas. El misterioso triunfo de Pancho Domínguez en Querétaro es una muestra de institucionalización del país. En Europa esto habría sido la gran nota, porque ese estado crece económicamente como China (o más) y los electores decidieron quitar al PRI. No hay violencia ni problemas graves. Es un misterio este cambio.

Cuarta.- Se despejetizará el país. Así es. AMLO podrá vociferar estos días que su partido Morena ganó varias delegaciones en el Distrito Federal. Pero su área de influencia queda confinada a la capital y el mandamás de ese partido debió quedar boquiabierto frente al triunfo de El Bronco, que le dio una lección de que a estas alturas de la democracia mexicana, más vale ser ciudadano independiente si se piensa que se cuenta con el voto popular.

Twitter: @SOYCarlosMota

También te puede interesar:
El país feliz de Peña Nieto en 2018
Estos tres graves problemas no se resolverán este domingo 7
La inutilidad de los 'think tanks' en México