Opinión

Sucesión en la empresa familiar

 
1
 

 

panadería

Por José Antonio Quesada.

El autor es presidente de la Fundación de Investigación del IMEF.


El objetivo de la creación de una empresa familiar es construir algo con el fin de brindar sustento y seguridad a los miembros de la familia y que éstos puedan trascender a las siguientes generaciones. Sin embargo, los negocios familiares pertenecen a dos sistemas cuya interacción no es necesariamente compatible: el familiar y el empresarial.

Son muchas las problemáticas que aquejan a las empresas familiares, pero una de las más analizadas es la sucesión. De acuerdo con las cifras, una de las principales causas de mortandad de las empresas familiares se encuentra en el proceso sucesorio; por lo tanto, si la empresa familiar quiere sobrevivir y pasar con éxito a la siguiente generación, debe planificar la sucesión regulando y organizando las relaciones empresa-familia, haciendo que ambos elementos sean complementarios y no sustitutos.

La sucesión en una empresa familiar, a diferencia de una empresa no familiar, es un tema muy delicado por tratarse de un cambio de poderes entre dos personas con relaciones de parentesco y en cuya dinámica se encuentran afectadas directamente la empresa y la familia.

El proceso es tan difícil no sólo para el que se va, sino también para el que toma el mando, porque la persona que llega tiene la compleja tarea de dirigir una empresa que lleva años funcionando con el sello inconfundible del fundador. La empresa, en todos niveles, está acostumbrada a hacer las cosas de una forma que está profundamente arraigada, por tanto, si no se prepara a todos los involucrados en el proceso, el cambio puede ocasionar severos daños en el funcionamiento de la compañía.

Por estas razones, entre otras, la Fundación de Investigación del IMEF promovió la investigación y posterior publicación del libro: La Sucesión e Institucionalización de la Empresa Familiar en México, que próximamente se dará a conocer.

Esta obra bibliográfica está compuesta de dos partes, en la primera se desarrollan tres capítulos: La realidad de las empresas familiares en México; La sucesión en la empresa familiar: construcción de un legado más allá del interés personal; y Testamentos y fideicomisos. En la segunda, lo relativo a órganos de Gobierno Corporativo: el Consejo de Administración; El protocolo familiar: de familia empresaria reactiva a preventiva; y Profesionalización de la empresa familiar.

Desarrollar estos temas ha sido posible gracias a un grupo de expertos en la materia, quienes han aportado su experiencia teórica y su trabajo de campo asesorando y conduciendo a empresas familiares para lograr sus objetivos de rentabilidad y permanencia.

En esta obra, los autores comparten casos de éxito donde podemos ver que los temas que se abordan pueden conducir a una organización a sus objetivos, partiendo de lo principal y elemental: trascender en el tiempo con un crecimiento que impacte en el desarrollo económico y por ende, en el bienestar del país, al generar condiciones de competitividad y empleos, lo que se traduce en desarrollo económico, el cual garantiza que se mantenga la prosperidad y satisfagan las necesidades personales o sociales y con ello la dignidad humana.

En la Fundación de Investigación del IMEF se genera conocimiento para contribuir a entender y resolver temas que son prioritarios para el desarrollo empresarial y de las personas. La obra La Sucesión e Institucionalización de la Empresa Familiar en México estará disponible próximamente. Las investigaciones realizadas a la fecha las puede encontrar en www.imef.org.mx

También te puede interesar:

Creación de valor en la nueva economía

¡Hablemos bien de México!

Acciones y contribuciones para aumentar el número y calidad de las empresas