Opinión

Sr. presidente: ¡A 'Pepe Toño', nooo, por favor!

 
1
 

 

Pemex

Como bien lo señaló Raymundo Riva Palacio en su columna del pasado día 21, la idea de los cambios del gabinete federal en 'efecto dominó' rumoreados con intensidad era muy poco probable que se ejerciera el pasado lunes. No obstante, ante la cercanía de la llegada de tiempos electorales, la idea de reacomodos en el gabinete es imposible de desechar.

Vendrán cambios, sin duda. La idea es ver en qué dependencias y con qué consecuencias.

La idea de realizar cambios en la dirección general de Pemex, alejando a José Antonio González Anaya, parece… que digamos… muuuyyy inconveniente, sobre a las luces que su reestructura financiera se ha ejercido hasta ahora y lo que falta por ejercer.

Es posible que en el corazoncito del director general de Pemex la idea de despachar en la Secretaría de Hacienda no sea mal vista, pero una persona que trabaja diario con él afirma que el director de Pemex labora como si tuviera garantizada su permanencia en la empresa productiva durante los siguientes diez años.

Ya fuimos informados de la colocación de deuda por cinco mil mdd realizada por la empresa productiva del Estado el pasado domingo, una colocación que mostró apetito por tres veces más de lo ofertado. ¿Pemex está a flote y ya es una empresa sana? No, pero se ha avanzado lo suficiente como para conseguir que la idea de la insolvencia financiera y quiebra se aleje del escenario de esta gran petrolera mundial y principal empresa en el país.

Las empresas calificadoras deben de estar un poco más tranquilas.

El beneficio de un plan estratégico en lo financiero no beneficia sólo a Pemex. Por supuesto que también impacta en el gobierno federal y, aunque pocos puedan creerlo, al tejido de grandes, medianas e incluso pequeñas empresas. Extendiendo la visión a las cadenas productivas no habrá pocas microempresas involucradas indirectamente en la cadena de valor de las muchas que tiene Petróleos Mexicanos.

Vaya a Campeche y observe que hasta los restaurantes más humildes lamentan que aquellas épocas de auge petrolero hayan concluido.

Este jueves reporta la empresa su situación financiera al segundo trimestre del presente año y será posible revisar los números que publique. Habrán pasado los momentos más crudos de la paraestatal cuando adeudaba 147 mil mdd a proveedores y muchos de ellos medianas y pequeñas empresas. Para noviembre del año pasado 142 mil mdp habían sido cubiertos. No se escucha más de que Pemex tiene esos tormentosos adeudos que lesionan al tejido empresarial y aún regional.

Pocos saben incluso que para poder pagar deudas pendientes se realizaron contratos nuevos porque en los originalmente firmados en la administración había cláusula que señalaba que la empresa (Pemex) pagaría a 180 días y no hasta un máximo de 180 días.

Luego de haber atravesado por los recortes presupuestales más severos posiblemente en toda su historia, Pemex garantiza los recursos que requiere para su funcionamiento el año entrante y dejará la empresa Pepe Toño con recursos suficientes para 2019, en beneficio de quien le suceda en la dirección general.

Buscan ahora las ventanas que permitan hacerse de los recursos necesarios para el financiamiento de la empresa productiva para el 2019 lo que garantizará que el siguiente director general tenga que tronarse los dedos.

Por lo pronto en la actual administración de Pemex se tiene confianza de que la mora en los pagos ya no volverá a presentarse. Por lo que falta por hacer, que no es poco, se antoja inconveniente, para no decir incluso imprudente, cambiar al directivo por las presiones que la elección de 2018 pueda señalar a la administración como necesario. Déjenlo ahí, por favor, Sr. presidente.

Correo: etj@uptv.mx

Twitter: @ETORREBLANCAJ

También te puede interesar:
​Industrias del futuro en la Semana Nacional del Emprendedor
Las Pymes, como las abejas
Hércules, auto 100% eléctrico y 100% mexicano