Opinión

Sospechosa conexión

En todo el lío de las telecomunicaciones hay una relación que está saliendo a la luz y que va a requerir ser aclarada luego de la misteriosa resolución del IFT la semana pasada, que se cocinó en la madrugada del miércoles 7 y que estuvo guardada bajo siete llaves casi una semana.

Resulta que la señora Ana Saracho O Brien es alta ejecutiva de América Móvil. Es abogada egresada de la Ibero y está involucrada en áreas como competencia y asuntos corporativos.

Bueno, pues todo está muy bien, pero resulta que es esposa de Rafael Eslava. ¿Y quién es él? Pues ni más ni menos que el titular de la Unidad de Servicios a la Industria en el IFT. Esta Unidad tiene entre otras tareas la de armar las bases de las licitaciones, pero también “las solicitudes de servicios adicionales” de los concesionarios.

Hombre, qué conveniente. Por allí pasará la solicitud para que Telmex pueda dar video.

Tal vez en su casa tienen prohibido hablar de trabajo, pero por lo menos, da qué pensar esa relación, ¿no le parece?

Comer el mandado

Y ya que estamos con estos asuntos, antes de colgar el teléfono, le comentamos que no deja de llamar la atención, la lentitud con la que el IFT dio a conocer una resolución tan importante como la que recién se conoció.

La votación tuvo lugar el miércoles 7 en la madrugada y las 16 páginas que la componen parece que fueron trabajadas por un escribano medieval porque nada más no salían.

Es tan cuestionable la resolución que los dos comisionados que votaron en contra, Contreras y Fromow, no se conformaron con hacerlo, sino que documentaron su voto particular, para que luego no los vayan a responsabilizar de que el IFT hace mal su chamba.

También le comentamos que en las filas del Legislativo, no están nada contentos, porque el IFT, o al menos los cinco mosqueteros que votaron a favor, de plano les comieron el mandado. A ver cuántas resoluciones más salen antes de que quede planchada la Ley.