Opinión

¿Son los seguros una buena opción de inversión?

Los seguros, como instrumento financiero, están diseñados para brindar una cobertura a sus usuarios por actos catastróficos, pero también deben ser analizados como un mecanismo de previsión, el cuál puede ser útil como una forma de inversión de largo plazo.

De hecho, las compañías buscan ir más allá de ofrecer el seguro puro e insisten en que sus clientes tomen una alternativa que incluya una recuperación de recursos en un tiempo determinado. Este punto en particular tendrá que ser sopesado bajo una perspectiva de rentabilidad.

El punto central para valorarlo es solicitar una cotización precisa de este “seguro puro”, para luego compararla con los costos y recuperación del que incluya el esquema financiero. Pídale a su promotor que le dé el rendimiento equivalente, ya sea en pesos o en dólares.

Recuerde, el ejecutivo que le está mostrando los esquemas tiene un interés de comisiones y por lo regular son más vendedores que asesores. La decisión es a final de cuentas personal y familiar, para ponderar todas las alternativas.

Le adelanto que los rendimientos podrían ser en algunos casos atractivos si se comparan con las tasas que ofrece un banco, pero considere dos elementos fundamentales: no tienen cobertura del IPAB y es un recurso que recibirá en el largo plazo. Estos factores son valiosos y habrán de tomarse en cuenta para elegir una compañía con solvencia.

Para quienes no tienen la constancia para el ahorro, la inversión a través de los seguros puede ser una buena opción, porque los obliga a destinar dinero para dicho objetivo, de tal manera que se puede programar, por ejemplo, el pago para asignar el aguinaldo o algún tipo de bono.

Sin embargo, tenga cuidado con el compromiso adquirido, porque la cancelación prematura tiene frecuentemente una penalización que generaría una pérdida. La prima debe estar muy de acuerdo con su capacidad de pago, porque cuando hay problemas de flujo lo primero que cortan es este tipo de conceptos, sin considerar las repercusiones.

Le recomiendo que piense en la inversión en seguros para aspectos muy específicos de largo plazo, como sería el garantizar la educación universitaria; complementar la jubilación; dejar una herencia; o solventar la independencia financiera de sus hijos, entre otros.

El punto central es la cobertura y de hecho las compañías tienen prohibido hacer un ofrecimiento financiero sin que exista un aseguramiento, por lo tanto la valuación tendrá que ser integral.