Opinión

Sólo reunión de amigos

  
1
  

  

beltrones

La reunión que sostendrán hoy los diputados de la LXII Legislatura ha causado expectación entre priistas, debido a que será la primera vez que Manlio Fabio Beltrones se presente en público después de haber renunciado a la presidencia del PRI.

Algunos esperaban un fuerte discurso contra el gobierno y que esto fuera el inicio de un camino hacia la campaña presidencial; que sin salirse del PRI, Beltrones Rivera se convirtiera en una opción que aglutinara a todos los que están resentidos por no encontrar posibilidades de trabajo y aprovechara el 10 por ciento que tiene del voto priista de acuerdo con las encuestas del gobierno federal.

Otra opción que se menciona es que a partir de esta reunión Beltrones Rivera inicie su retiro, ¿por qué no? si ya se ha filtrado que su yerno Pablo Escudero pueda ser el titular de la Función Pública; por cierto, a quien le tocó rasurar la Ley 3de3.

Hay mucha especulación sobre qué pasará en la comida de hoy, hay un priismo inconforme con las decisiones que se han tomado en el gobierno y que busca un cauce, pero es difícil pensar que un hombre que se ha hecho en la institucionalidad del PRI decida rebelarse y estar en contra del presidente de la República.

Pero los cercanos al expresidente del PRI quitan dudas y aseguran que será una reunión de lealtad, congruencia y compromiso de los integrantes de la LXII Legislatura con el presidente Enrique Peña Nieto.
Ésta fue precisamente la Legislatura que se encargó de sacar adelante las reformas estructurales que envió el presidente al Congreso.

Y por ello los discursos de quienes se encuentren en esta reunión se espera vayan en el sentido de que no pueden flaquear ni regatear apoyo, sino que, por el contrario, deben defender hasta las últimas consecuencias las reformas estructurales.

O sea que ni siquiera servirá como catarsis, como sucedió con la reunión de la LXI Legislatura, donde entregaron un documento al presidente del PRI, Enrique Ochoa, en el que reconocen que hay un “voto antiPRI muy extendido entre la población” y que el tricolor no tiene una estrategia para reducir esa tendencia.

Además de que expresaron el sentimiento de exclusión de la clase política, porque muchos panistas siguen en las oficinas gubernamentales.

LES FALLÓ
En Aguascalientes los priistas estuvieron a punto de lograr abrir un camino para quitarle el triunfo en la gubernatura al panista Martín Orozco; sin embargo, no lo lograron.

En el Congreso se retomaron unas iniciativas del PAN y del Panal en contra del fuero legislativo y se subieron al Pleno para su votación.

Sólo necesitaban 18 votos, pero consiguieron 17, es decir, quedaron a un voto de poder aprobar esta iniciativa con lo cual le quitarían el fuero a Martín Orozco para que pueda proseguir su proceso penal por tráfico de influencias y uso indebido del servicio público.

Los 17 votos que consiguieron fueron del PRI, Verde, PRD, PT y MC, pero los dos votos del Panal, que fue con ellos en alianza para la candidatura de Lorena Martínez, no pudieron obtenerlos y se quedaron a un paso de lograr su objetivo. Algunos dicen que atrás está la mano del mandatario priista.

Esta decisión de los priistas de quitar el fuero en una entidad se les puede revertir y ser una gran idea para la oposición que estaría encantada de desaforar a gobernadores como Javier Duarte, de Veracruz, Roberto Borge, de Quintana Roo y César Duarte, de Chihuahua.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
PAN al Inegi: corriges o te vas
No atendieron a los civiles
Juego siniestro