Opinión

Sociedad michoacana

 
1
 

 

Silvano Aureoles Conejo indicó que abrirá el diálogo con los maestros disidentes en el estado para aplicar la reforma educativa en Michoacán. (Arturo Estrada)

El 26 de mayo, durante el proceso electoral de Michoacán, el entonces candidato del PRD, Silvano Aureoles, firmó ante la sociedad civil organizada de su estado la “Agenda por Michoacán”. El texto establece compromisos muy concretos en materia de educación de calidad, seguridad, justicia, desarrollo económico sustentable y competitivo, administración pública eficiente y honesta, protección y cuidado del medio ambiente, desarrollo social y combate a la pobreza.

Para cada tema define un abanico de políticas públicas, acciones de gobierno e incluso piezas legislativas encaminadas a transformar de raíz a Michoacán. La Agenda, en síntesis, será la columna vertebral de lo que sin duda se definirá como el Plan Estatal de Desarrollo de la nueva administración estatal.

El día de ayer, en un hecho inédito, Silvano Aureoles se comprometió ante la sociedad civil de Michoacán, organizaciones nacionales y funcionarios del gobierno federal, a poner en marcha dicha Agenda. Con este hecho, el gobernador electo da un paso importante en una dirección nueva en México. Un Pacto por Michoacán, que antes de ser un acuerdo entre partidos políticos, es una alianza con la sociedad civil.

Resolver los problemas ancestrales de Michoacán, que ocupa los últimos lugares en México en todos los indicadores (competitividad, salud, educación, pobreza) sólo será posible en la medida que el nuevo gobierno y la sociedad civil organizada trabajen juntos todos los días del sexenio. Una buena lista de acciones y toda la voluntad de hacerlas no serán suficiente. El diagnóstico preciso, políticas correctas y un gobierno eficaz, son indispensables. Pero también lo es un acuerdo con el gobierno federal. De ahí la importancia que el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, fuese testigo de este compromiso.

Silvano Aureoles ha tomado la decisión de caminar por esta ruta: construir un gobierno con la sociedad, establecer mesas de trabajo con la participación de actores municipales, estatales y federales, funcionarios públicos y ciudadanos. Aureoles le pone el ejemplo pues a los otros ocho gobernadores electos, pero también la sociedad civil de Michoacán le pone el ejemplo a la de esos ocho estados.

Twitter: @julio_madrazo

También te puede interesar:
Una nueva política distributiva
Percepciones que no cambian
Liderazgo con moral