Opinión

Socavando a México

 
1
 

 

socavón

El gobierno quedó retratado a la perfección antier: por una parte, el éxito de la más reciente ronda para que empresas privadas participen en la exploración y producción de hidrocarburos. La energética, la joya de la corona de las reformas estructurales, mostró de nuevo que será radicalmente transformacional.

Prácticamente al mismo tiempo que se abrían sobres y anunciaban ganadores, dos personas, padre e hijo, morían por la caída de su automóvil en un agujero abierto en una autopista recientemente inaugurada.

El México de este sexenio, el que será recordado, es el del socavón. La autopista costó más del doble de lo originalmente presupuestado y fue entregada tras varios meses de retraso. Acabó significando para los contribuyentes un gasto de 2.21 mil millones de pesos. En otra característica notable de este sexenio, uno casi se siente en el gobierno de Luis Echeverría, había letreros agradeciendo al ‘señor presidente’ la magna obra.

Obra que en ciertas partes se estaba desmoronando a los pocos meses de terminada, mientras que el titular de Comunicaciones y Transportes había dicho que sus materiales permitirían una vida de 40 años (Gerardo Ruiz Esparza había presumido la obra en un video). No fue el primer socavón, y hubo advertencias de autoridades locales del peligro de nuevos hundimientos, como de hecho sucedió.

Tomará tiempo determinar qué ocurrió con precisión. Por lo pronto, otra marca de la casa en este sexenio, el ‘Paso Express’ apesta a corrupción. Porque si fuera Suecia cabría un poco de duda si materiales que supuestamente duran 40 años pueden degradarse bajo ciertas condiciones en cuatro meses.

Pero es México, es un gobierno del PRI, y es el sector comunicaciones y transportes. Otra historia que involucra mucho dinero y contratos con constructoras privadas. Lo que inició con el difunto tren rápido Ciudad de México-Querétaro y siguió con la 'casa blanca' hoy tiene otra parada, y además con dos personas muertas.

No es la administración que, oronda, presumía de ‘Mover a México’. Es el gobierno que ‘Socava a México’. Porque una corrupción tan pavorosa no se percibía desde el ya lejano sexenio de José López Portillo.

Porque el socavamiento en contra del Sistema Nacional Anticorrupción es descarado. Porque igualmente se ha seguido socavando a instituciones que nacieron sólidas, como el INE y el INAI, tranformándolas en vulgares repartos partidistas de poder.

Porque con total cinismo el gobierno trató de hacer lo mismo con el Inegi (que supo responder de forma institucional al ataque). Porque los socavones en el tejido social siguen ante una inseguridad y violencia que repuntan con fuerza, con los muertos, secuestrados y extorsionados contándose en decenas, pero de miles, al año.

Todo indica que así seguirá el gobierno peñista hasta el último día del sexenio: hundiendo cada vez más al país en la podredumbre de los socavones mientras se agradece a sí mismo.

Twitter: @econokafka

También te puede interesar:
Peña Nieto, 3-México, 2
EPN: la reversa también es cambio
Bitcoin se escribe con 'B' de burbuja