Opinión

Sobredemanda de whisky en México: The Macallan


 
Degusté un delicioso flan de foie gras de pato al whisky el jueves pasado, que iba acompañado de un couscous tostado, portobello confitado y nuez de macadamia. El maridaje de toda la comida se hizo con whisky de una sola malta. A ese flan tocó The Macallan 12, que sirvió adecuadamente para equilibrar sabores mientras abríamos plenamente el apetito. El plato fuerte fue acompañado con The Macallan 15; mientras que el postre, con The Macallan 18.
 
 
El whisky es una categoría de bebida espirituosa (destilado) que está irrumpiendo con mucha fuerza en México. The Macallan es una marca de gran posicionamiento en el mundo del whisky, y pertenece a la corporación británica Edrington, que también tiene la maca The Famous Grouse, y Cutty Sark, entre otras.
 
 
No tiene más de una década que el whisky se logró insertar en un patrón de franco ascenso en nuestro país. Su consumo incremental coincide con el crecimiento de la clase media que busca productos de la globalidad. En alguna medida esto se ve reflejado no sólo en la adquisición constante de ropa de marca, gadgets tecnológicos, o viajes internacionales, sino también en las bebidas. Dos corporaciones clave en este patrón de ascenso del whisky en México han sido Diageo, que domina con sus poderosas marcas Buchanan’s y Johnnie Walker; y la francesa Pernod Ricard, que está en posiciones de privilegio con Chivas y Ballantine’s.
 
De acuerdo a Juan Gentile, de Edrington, el del whisky es un problema feliz en este momento para México, porque el crecimiento es tan elevado, y hay tal sobredemanda, que este mercado podrá pasar de la posición mundial número siete en el consumo de los whiskies de lujo… a la número cinco. A la gente le está significando mucho poder mostrar a su círculo social el alcance de sus posibilidades económicas, y los whiskies de una sola malta proveen esa posibilidad para quien así lo desee.
 
The Macallan es distribuida aquí por José Cuervo, la empresa de la familia Beckman que tiene extremo dominio de canales domésticos.
 
México desarrollado será el México del whisky. Querámoslo o no. Ninguna otra bebida competidora –ni siquiera el tequila o el mezcal– contiene hoy los mismos significados para la clase media en ascenso.
 
 
Twitter: @SOYCarlosMota