Opinión

Siria en el epicentro de la guerra del Medio Oriente


1


Bashar Al Assad

El acuerdo para el cese del fuego en Siria promovido por Rusia y EUA y respaldado por la ONU, por el gobierno de Bashar Al Assad (BA) y 97 grupos rebeldes que se comprometieron a acatarlo, en vigor desde la media noche del 27 de febrero, ha sido violado en repetidas ocasiones. La Coalición Internacional de países contra los terroristas del Estado Islámico (EI), que opera básicamente en parte del territorio de Irak y Siria, el componentemente más importante del Acuerdo, ha señalado la existencia de acciones bélicas en las zonas adjudicadas al régimen de BA, de la aviación rusa y de las Fuerzas de Siria Democrática, una agrupación armada Kurda-Siria.

Los grupos terroristas, El Estado Islámico y el Frente Al Nus Ra, una rama de Alqaeda en Siria, no quedaron incluidos en el cese de hostilidades, por lo tanto, estas han continuado; en este ámbito, al considerar que los yihadistas controlan mas de la mitad del territorio de Siria, el alto al fuego se concentra en una parte limitada de ese país; los terroristas han consignado “que las negociaciones reales se definen en el campo de batalla”. Por otra parte, Turquía advirtió que no cumpliría con el cese de hostilidades en Siria, por que en el Acuerdo se incluyó a las fuerzas kurdas inmersas en la guerra. Turquía considera a los kurdos como una amenaza para su seguridad y ha estado financiando, no abiertamente, al EI y al Frente Al Nus Ra, para que debiliten al gobierno sirio; el EI y los kurdos han realizado atentados contra Turquía, el mas reciente, el tercero en 5 meses, se registró el pasado 13 de marzo en la plaza principal de la ciudad de Ankara en el que murieron 37 personas y fueron heridas más de 100, el ataque previo del 17 de febrero, fue reivindicado por los Halcones de la Libertad de Kurdistán (TAK), un grupo armado que se presenta como una escisión del Partido Kurdo de los Trabajadores, empero que, para otros analistas, sigue estando bajo las órdenes del mando de la guerrilla kurda, el Tak había prometido vengarse de las operaciones militares del Ejército turco en el sudeste del país, que han causado la muerte de centenares de kurdos y han obligado a más de 300 mil personas a escapar de sus hogares. En el ataque de Ankara el objetivo fueron civiles, por lo que otros analistas piensan que lo llevó a cabo el EI.

En este marco, las dos principales potencias occidentales implicadas en el conflicto sirio han acusado a BA de “torpedear” la tregua y de impedir el paso a algunas zonas de los convoyes de ayuda humanitaria coordinados por la ONU. El secretario de Estado de EUA, John Kerry, ha apelado a Rusia e Irán “para que asuman su responsabilidad en el cese de hostilidades dado que tienen una gran influencia en BA. En este sentido, el presidente de Rusia, Putin, decidió que a partir del 15 de marzo sean retirados el grueso de los militares que han intervenido en bombardeos aéreos en Siria desde el pasado 30 de septiembre, en virtud de que “el objetivo de la misión se ha cumplido para una solución negociada entre las fuerzas de aquél país”. Lo cierto es que la negociación para la Paz en Siria en el presente no es posible; Putin apoya la permanencia de BA en el poder y EUA busca su salida, Rusia tiene intereses geoestratégicos en Siria y quiere su hegemonía en el Medio Oriente a través de su aliado BA.

Rusia tiene cada día mas presencia en Siria y le ha entregado material bélico desplegable de modernos sistemas de defensa antiaérea. Su base marítima en el puerto de Tartus, Siria, establecida desde 1971, le permite mantener su flota en el Mediterráneo y operar una vía fácil de desplazamiento tanto en el Mar Rojo vía el Canal de Suez, como al Océano Atlántico usando el Mar Mediterráneo a través del Estrecho de Gibraltar. Recientemente Rusia y Siria firmaron un acuerdo para la ampliación de las instalaciones rusas en Tartus y el incremento de militares en las mismas, e incluso, la posibilidad de construir una segunda base en Latakia.

En este entorno, cabe destacar que los bombardeos aéreos de la Coalición Internacional contra el EI en el 2015, detuvo el avance de este último y Siria e Irak recuperaron 12,000 km2 de su territorio de los 78,000 km2 que tenía el EI al inicio de ese año, logrando afectar seriamente las instalaciones petroleras que se había apoderado y consecuentemente se provocó una pérdida de los ingresos del petróleo, que el EI había obtenido en su venta.

El debilitamiento del EI en Siria e Irak ha derivado en que el primero actúe básicamente en torno a Bagdad (Irak) y Damasco (Siria); las fuerzas gubernamentales de Siria han logrado revertir algunas de las pérdidas territoriales registradas a principios del 2015 debido a la intervención de Rusia desde septiembre pasado.

El EI se ha replegado a Libia en donde ha ocupado territorios ante el incremento de la desestabilización que se observa en esa nación desde el derrocamiento del dictador Gadafi en el 2011, que conquistó el EI en el Centro Norte de Libia en febrero del 2015. En Sirte tiene una posición estratégica, con puerto marítimo, aeropuerto internacional, bases militares, e instalaciones petroleras. En la ciudad de Sirte se está construyendo una gran infraestructura militar del terrorismo contra objetivos dentro y fuera de Libia. La rama libia del EI ha creado lazos estrechos con la sanguinaria organización yihadista Bokoharam de Nigeria y con Ansar Baytal-Maydis, rama yihadista en la Península del Sinaí, que desde la frontera Libia con Egipto pasa contrabando de armas a los terroristas de Hamas de la Franja de Gaza.

La proximidad de Libia con Europa, particularmente con Italia, convierta al Continente en un objetivo del EI, quien ha amenazado con llevar a cabo atentados en el Vaticano.

Analistas políticos y militares consideran que difícilmente la tregua en Siria se mantendrá por lo que posiblemente la Coalición recurra a la instrumentación de una operación terrestre en Siria con 150 mil efectivos para enfrentar al EI y al Frente al Nosra. Mientras tanto BA realizaría su plan b de “Reforzar su legitimidad democrática convocando en breve a nuevas elecciones parlamentarias y que dejaría su puesto si no triunfa en las mismas”; no importa que la gente siga muriéndose, al final de cuentas ya hubo 270 mil decesos en los últimos 5 años. BA cuenta con el apoyo de Rusia, para que siga la fiesta.

También te puede interesar:
'Shock' de culturas en Europa
Siria, todos contra todos
Petróleo, tipo de cambio, inflación y crecimiento económico