Opinión

Sin voto no hay dinero

 
1
 

 

Kumamoto

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dio visto bueno a la ley que aprobó el Congreso de Jalisco el pasado 1 de junio, a iniciativa del diputado independiente Pedro Kumamoto. Con la aprobación de este trámite, Jalisco se convertirá en el primer estado del país en reducir los recursos que se les entregan a los partidos políticos; ahora esa ley, también conocida como #SinVotoNoHayDinero, entrará en vigor en 2019.

Con siete votos a favor y cuatro en contra, el Pleno del alto tribunal se opuso a los términos en que había sido impugnada por otros partidos políticos, que argumentaban que el Congreso de Jalisco se había extralimitado en sus facultades. Así, la mayoría de los integrantes de la SCJN coincidieron en que el Poder Legislativo estatal no se excedió en sus facultades.

El principio de la ley es que el financiamiento que se les otorgue a los partidos en los años electorales dependa del número de personas que convenzan para votar; y en los no electorales se aplique una disminución de 20 por ciento de la Unidad de Medida y Actualización (UMA).

“Los partidos reciben su presupuesto sin importar la participación electoral que generen. La iniciativa #SinVotoNoHayDinero puede implicar un ahorro de más de 50 por ciento para alcanzar una democracia austera y efectiva”, plantea la propuesta ahora convertida en ley.

Cabe recordar que la iniciativa de ley en comento fue aprobada el primer día de junio pasado con una mayoría legislativa del Congreso local (31 votos en favor, cinco en contra y dos abstenciones) y que en enero pasado había sido presentada por el diputado sin partido, Pedro Kumamoto, en la cual, entre otras particularidades, propone cambiar la fórmula mediante el cual se le otorgan recursos a los partidos políticos y así reducir casi dos mil millones de pesos del erario público estatal para ese concepto.

Según la propuesta, cada partido recibe 44.5 pesos por cada persona registrada en el padrón electoral, sin importar si acudieron o no a votar o si anularon el voto, por lo que proponen modificar la ecuación para que los recursos se entreguen sólo a cambio de los votos válidos emitidos, lo que significa que se multiplicarían los 44.5 pesos por cada persona que haya votado, sin contar los que no votaron ni los que anularon el voto.

Con ello, si la población, por el motivo que sea, no sale a votar, los partidos recibirían menos dinero y se lograría un ahorro anual de dos mil millones de pesos, 60 por ciento menos en el presupuesto anual que se les otorga.

Por último, es preciso mencionar que una iniciativa en los mismos términos ya fue presentada en el Congreso de la Unión por el también diputado independiente Manuel Clouthier, por lo que no estaría mal que el Congreso federal y el resto de los congresos estatales adoptaran la medida legislativa que, en este caso, ya tiene el visto bueno de la SCJN y eso les facilitará el debate, además de abonar en la credibilidad que tanta falta hace en la clase política.

Por lo pronto, para quienes pensamos que se les da mucho dinero a los partidos políticos para representar casi a nadie es una buena noticia, en Jalisco ya dieron la pauta a seguir en este tema, digamos que pusieron el ejemplo, vamos a ver que dicen al respecto los legisladores federales y los que faltan a nivel estatal.

También te puede interesar:
No le debo nada a Peña
Magisterio comprometido con México
El estadista no se va con las coyunturas