Opinión

Sin la policía que merecemos. ¿Y luego qué?

1
  

  

Policia afuera de cajero automático de Naucalpan

Después de conocer la radiografía de la policía en México presentada por Causa Común, que dirige María Elena Morera, también buscamos a Andrea Ambrogi, quien al igual que Morera es consejero ciudadano del Sistema Nacional de Seguridad. No le interesa cargo político alguno y lleva más de año y medio poniendo el dedo en la policía e inseguridad.

–¿Por qué no tenemos la policía que merecemos?

–Las entidades deben explicar con base en qué programan los horarios de trabajo, el despliegue de policías, la incidencia del delito. Hemos pedido a los estados sus diseños, pero en más de un año ninguna entidad lo ha entregado. El consejo ciudadano también conformado por Alejandro Martí, Edna Jaime y Miguel Treviño, quisieron abordar la problemática de los cuerpos de policía locales a través de la Conago.

Los entonces presidentes Mariano González Zarur y Carlos Lozano, gobernadores de Tlaxcala y Aguascalientes, no los recibieron. César Duarte y Jorge Herrera, de Chihuahua y Durango, sí. –Ellos dos vieron con buenos ojos nuestro planteamiento de entrarle al análisis (por un eje conformado por los temas) de horarios, certificación, control de confianza y sueldos. Pero los periodos son tan cortos que no se concretó nada. Ambrogi dice que el esfuerzo no sólo es local, se necesita la rectoría del Sistema Nacional de Seguridad Pública porque cada estado parece tomar decisiones a la buena de Dios: horarios los que se les ocurren, salarios también, despliegue de elementos ni se diga.

–Pero el secretario ejecutivo, Jorge Carlos Hurtado, se fue hace tres meses a la SEP. Ahorita está encargado del despacho Carlos Felipe Ortega– explica el consejero y empresario. La semana anterior relatamos una reunión que Ambrogi, junto con un grupo de especialistas de la Universidad de las Américas de Puebla, tuvo con senadores y adelantaron que en noviembre saldrá el estudio: El índice de impunidad en los estados. Sin duda arrojarán más luz a la opacidad de los virreyes de México. Después de los resultados de ayer: Radiografía de la policía, ¿qué coordinación para acciones concretas? 

Niños a las aulas. De los 200 días con que cuenta el ciclo escolar, un millón 300 mil alumnos en Oaxaca no tenían clases 90 días por la ausencia de sus profesores. El problema, promete Emilio Chuayffet, será resuelto con la desaparición del IEEPO.

Mafia de checadores. Ricardo Monreal, jefe delegacional electo en Cuauhtémoc, ha sostenido en conversaciones que no implementará una cacería de brujas en la demarcación por las irregularidades detectadas como la desaparición de expedientes, pero que va a actuar con todas las de la ley contra los responsables.

Parece un dato anecdótico lo que sigue pero no es así: en la transición de la demarcación más importante del DF se ha detectado además una mafia que controlaba las máquinas checadoras. Un número aún no determinado de personas cobraban una pequeña cuota por ir a checar mientras algunos vivos, amigos del exjefe delegacional Alejandro Fernández, cobraban la quincena sin trabajar.

10 SEGUNDOS… El senador Benjamín Robles Montoya no duerme. Quiere ser gobernador de Oaxaca y suele pasar madrugadas en polémicas de Twitter.

Twitter: @alexsanchezmx

También te puede interesar:
La vida del PRI, sueño del PAN y PRD
Ambulantes unidos contra Mercado
Legisladores del PRD quieren fuera a la "señorita Laura"