Opinión

Sin datos no se puede

 
1
 

 

Me especial obesidad

En días pasados el Observatorio Mexicano para las Enfermedades No Transmisibles (OMENT) actualizó la información que contiene sobre la calidad de la atención médica en el sistema de salud pública. Es digno de aplaudir que la Secretaría de Salud en esta administración haya reconocido que en relación a la obesidad y la diabetes, la principal epidemia de salud pública de México, se carecía de sistemas de información y de indicadores que nos permitan conocer el estado real y atender este grave problema.

En la página del OMENT (oment.uanl.mx) se puede tener acceso al Sistema Nominal de Información en Crónicas (SIC) y ver el Índice de Calidad de la Atención de la Diabetes en México (ICAD). El índice está construido con la información levantada en campo en 10 mil 595 clínicas de salud en los 32 estados de la República. La información es una joya y de enorme valor para quienes estudian temas y políticas de salud.

Ojalá se use mucho, la base de datos es pública. Los resultados son alarmantes: sólo nueve entidades obtienen un índice de 60 puntos o más. Las peores cinco entidades son Chiapas, Guerrero, Veracruz, Yucatán y Sonora. Las primeras cuatro parecen ser entendibles, resulta sorprendente que Sonora aparezca en el lugar número 30.

Lo que el ICAD nos está diciendo es que hacemos un trabajo mediocre o malo en la atención y el cuidado de quienes ya padecen diabetes.

Cuánto se gastan los estados en hacerlo? ¿Por qué este desempeño? Como decía, para mejorar un problema es indispensable reconocerlo.

Urge trabajar en mejorar la atención médica, pero sobre todo en incidir en los hábitos de alimentación y vida de nuestra población.

El OMENT es un espacio inédito en materia de políticas públicas en México, y un ejemplo a seguir en mucho otros temas. Está conformado por instituciones públicas, sector privado, academia y organizaciones de la sociedad civil. Tiene como propósito el análisis serio y riguroso de la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes –para encontrar qué funciona y qué debemos corregir–. Así, con datos, la línea de partida está clara y se puede trabajar.

Twitter: @julio_madrazo

También te puede interesar:
Orgullo, sin arrogancia
Brexit, 'no' a la paz, Austria, Polonia...
Investigación y desarrollo, secuestrados