Opinión

Sin acuerdos

    
1
   

    

Raúl Cervantes

El pase automático de procurador a fiscal general de la República, que mantiene en tensión y enfrentamientos al PRI y al PAN en el Senado, según algunos puede definirse a favor de Raúl Cervantes si los priistas se aprovechan de la división en el PAN.

Aunque esto no es tan fácil, es cierto que el PAN está muy fraccionado por la contienda presidencial y que el PRI podría intentar convencer a los inconformes para aprobar el pase automático, y que Raúl Cervantes se quede como fiscal general nueve años más.

Pero como es un cargo que se define por mayoría calificada, se necesitan 86 votos. El PRI cuenta sólo con 55 y el Partido Verde con siete, por lo que tendrían 62 votos seguros; de los 14 que les faltan, pueden lograr acuerdos para que algunos se ausenten y otros voten a su favor.

Sabemos de la inconformidad con la dirigencia de muchos panistas como Roberto Gil Zuarth, Ernesto Cordero, Mariana Gómez del Campo, Gabriela Cuevas, Laura Rojas y Luisa María Calderón, pero llegar a los 14 votos en contra de su dirigencia nacional se convertirá en una labor titánica, aunque algunos aseguran que ya los tienen y que por eso Pablo Escudero pidió que voten a consciencia.

Y habrá que ver si el PRI, después de su plenaria, mantiene la convicción de quedarse con la presidencia de la Mesa Directiva y de la Junta de Coordinación Política, para lo cual sólo le harán falta tres votos, por lo que las venganzas panistas se pueden manifestar en este terreno y no en el del fiscal general.

Además de estas definiciones, que mantienen en absoluto enfrentamiento al PRI y al PAN, el Senado se desgaja con los que aspiran a una candidatura en cualquiera de las nueve entidades donde se elegirá gobernador.

Hasta ahora, 22 senadores han hecho públicas de alguna manera sus aspiraciones. En Puebla, Miguel Barbosa, Lucero Saldaña y Javier Lozano, quien regresa al Senado para intentar ser candidato del PAN; para la Ciudad de México, Pablo Escudero, Alejandra Barrales, Mariana Gómez del Campo y Gabriela Cuevas.

Para Chiapas, dos hijos de exgobernadores: Roberto Albores y Zoé Robledo; Morelos, Fidel Demédicis y Rabindranath Salazar; Guanajuato, Miguel Chico y Fernando Torres; Tabasco, Fernando Mayans y Carlos Merino; Jalisco, Jesús Casillas y José María Martínez; Yucatán, Angélica Araujo y Daniel Ávila; Veracruz, José Francisco Yunes y Héctor Yunes.

Todavía falta que se definan las candidaturas, pero mientras, estos legisladores estarán más enfocados en sus aspiraciones que en la Legislatura.

Y además están los que aspiran a la presidencia de la República: por el PAN, Ernesto Ruffo y Juan Carlos Romero Hicks, además del independiente Armando Ríos Peter.

Otro punto que tendrán que arreglar en el próximo periodo que inicia en unos días es el de las comisiones que presiden los que quedaron como independientes, a pesar de que el artículo 128 del Reglamento del Senado en su fracción 2 establece claramente que los presidentes y los secretarios de las comisiones “deben formar parte de distintos grupos parlamentarios”, es decir, no prevé a los independientes. Ahora, los que acaban de dejar el PRD presiden comisiones.

Es el caso de Alejandro Encinas, en la de Estudios Legislativos Segunda; Raúl Morón, en la especial de Desarrollo de Litoral del Pacífico, y Armando Ríos Piter, la de Población y Desarrollo.

Desde el periodo pasado en el Senado no se han logrado los mínimos acuerdos ni siquiera para su vida interna; será difícil que lo logren para las leyes que están pendientes, como la de Seguridad y el Mando Mixto.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
Todo revuelto en el Senado
Crispado inicio
¡Que sigan construyendo, faltaba más!