Opinión

Siguen las primarias

1
   

     

Hillary Clinton (Reuters)

Hoy hay otra ronda de elecciones en estados norteamericanos para decidir quién debe ser el candidato presidencial en cada uno de los grandes partidos. Como ya hemos comentado en varias ocasiones, sólo en el partido Republicano hay dudas, porque en el lado demócrata la nominación de Hillary no parece estar en riesgo alguno.

Muchos creen que del lado republicano ocurre lo mismo, y Trump es ya virtual candidato, pero creo que se equivocan. Al día de hoy, Donald Trump tiene 464 delegados, contra 372 de Ted Cruz, 166 de Marco Rubio y 63 de John Kasich. Para tener la nominación antes de la convención de julio, se requieren mil 237 delegados. Si nadie los tiene, será en la convención donde se decida el candidato. Esas convenciones suelen ser sumamente complicadas, y ésta lo sería mucho más, dados los hechos de violencia que ayer comentamos aquí.

Muchos se preguntan por qué Marco Rubio o John Kasich no se han bajado de la competencia, si la diferencia con los dos punteros es tan grande. La primera respuesta es que hoy hay elecciones en sus estados, y quieren ganarlos. Kasich parece tener buenas posibilidades de ganar Ohio, mientras que Rubio está lejos en las encuestas de ganar Florida. Segundo, a partir de hoy, la mayoría de las elecciones le dan todos los delegados de un estado al ganador de la elección, y no se distribuyen proporcionalmente como en casi todas las que han ocurrido hasta ahota. Tercero, hay grandes posibilidades de que nadie junte los mil 237 delegados. Y estas posibilidades crecen teniendo cuatro candidatos. Una vez en la convención, será otra la correlación de fuerzas.

Se han distribuido mil 65 delegados y faltan mil 222 por distribuir (y hay 140 que no cuento por ser de quienes dejaron la carrera, de lugares muy complicados de estimar, o con características especiales). Es decir que estamos a la mitad, y no hay en este momento un ganador claro. Hoy mismo se deciden 367 delegados y el próximo martes 107. En abril serán 252, 193 en mayo y 303 en junio. En las elecciones de hoy, Florida da 99 a quien gane, Illinois 69 y Ohio 66. Carolina del Norte da 72, pero proporcionales. Los dos grandes estados para los próximos meses son Nueva York con 95 y California con 172.

Con base en las encuestas disponibles y estimaciones muy aproximadas para los estados en los que no hay datos, una exitosa segunda mitad para Trump lo llevaría a ganar 11 de las 24 elecciones que vienen (hasta ahora lleva 15 de 26), para un total de mil 25 delegados, por 625 de Cruz, 285 de Rubio y 262 de Kasich. Como digo, es una estimación muy aproximada, y suponiendo que Rubio siga en campaña a pesar de perder Florida. Incluso si suponemos que Kasich pierda Ohio, Trump llegaría a mil 148 delegados. En el caso de que Rubio hoy gane Florida (que no parece muy probable), y tenga un mejor desempeño en los siguientes meses, el conteo final de delegados podría rondar 800 para Trump, 700 para Cruz, 500 para Rubio y 300 para Kasich.

En cualquiera de los dos casos, se tendrá que decidir en la convención, y recuerde que el Partido Republicano no quiere a Trump y odia a Cruz, de forma que va a ser una situación sumamente complicada. No menor en esa decisión es el dato de que Hillary le ganaría tranquilamente a Trump, tendría problemas con Cruz, y perdería con Rubio o Kasich.

Creo que vamos a tener mucho más incertidumbre de la esperada.

El autor es profesor de la Escuela de Gobierno, Tec de Monterrey.

Twitter:
@macariomx

También te puede interesar:
Democracia y violencia
Educación para el futuro
El futuro no es lo que era, es mejor