Opinión

Sigue el estancamiento en las ventas comerciales

10 febrero 2014 4:50 Última actualización 23 julio 2013 5:53

 
 
 
Benito Solís Mendoza
 
Varias personas de todo el país me han escrito o hablado para confirmarme que en sus sectores y negocios se percibe la reducción en sus ventas que mencioné en mi colaboración de la semana pasada. En algunas partes es más fuerte, como en el norte del país y en varias zonas turísticas y de proveedores de la industria de la construcción.
 

El día de ayer el INEGI dio a conocer las ventas de los establecimientos comerciales en el país hasta el mes de mayo y que ratifica lo que se percibe en el país. Este dato era importante porque las ventas ya no son afectadas por la estacionalidad de la Semana Santa.
 
 
Este evento religioso y de vacaciones no siempre ocurre en el mismo mes, por lo que la estacionalidad afecta y dificulta la comparación anual. Es en esta temporada cuando aumentan las ventas en ciudades vacacionales y disminuye la producción en los centros fabriles y escolares. Además, las ventas nos dan un importante indicador del consumo interno en el país.
 

Los datos muestran que las Ventas Al por Menor bajaron en -0.1% en el periodo enero-mayo de 2013, en comparación al mismo periodo del año anterior. Si solo se compara el mes de mayo, se registra un ligero aumento de 0.1%, que es muy pequeño para mostrar una tendencia relevante.
 
 
Esta reducción en este tipo de ventas se inició desde el tercer trimestre del año pasado y la situación se ha mantenido prácticamente estancada en todo el presente año.
Por su parte las ventas Al por Mayor registraron una contracción de -5.5% en los primeros cinco meses del presente año. Si solo se toma en cuenta las ventas del mes de mayo, la contracción es incluso mayor, ya que fue de -6.9%.
 

Las ventas al por mayor son relevantes, ya que dan una indicación de cómo considera el comerciante al menudeo que serán sus ventas en el futuro; si piensa que se van a incrementar decide acumular inventarios para estar preparado para una mayor actividad futura, pero si opina lo contrario decide reducir inventarios, por lo que baja sus compras al mayoreo. Esta reducción se inició desde agosto pasado y ha continuado deteriorándose desde el inicio del actual año.
 
 
La fuerte diferencia en la caída de las ventas al Mayoreo y al Menudeo da una indicación de que el comercio está reduciendo sus inventarios. Las importantes reducciones en los precios y las baratas de los grandes almacenes, que se anuncian en la actualidad, son una confirmación de esta percepción.
 
 
Sin embargo, el empleo en este sector en el presente año sigue por arriba del año pasado, lo que significa que no ven la caída en las ventas como una tendencia de largo plazo, sino solo como algo temporal.
 

Los datos de la producción industrial hasta el quinto mes del año confirman la misma situación, ya que de enero a mayo se redujo en -0.1% en comparación al mismo mes del año pasado. La reducción más fuerte fue en el sector de la construcción (-1.7%), seguido por la industria petrolera (-1.0%). El aspecto positivo es que la industria muestra un dato positivo de 0.5% si solo se compara el mes de mayo.
 
 
El próximo jueves se conocerá el dato del Indicador Global de la Actividad Económica hasta el mes de mayo, que abarca a toda la economía y se confirmará que la misma se ha desacelerado y que su crecimiento será menor al esperado para el presente año. De mantenerse la misma situación en los siguientes meses habrá diversos efectos y reacciones en varios sectores económicos y financieros.
 
 
Economista