Opinión

Significativa desaceleración de influjos de capitales a portafolio local

 
1
 

 

[El dólar es primero que nada, una moneda vehículo principalmente en el mercado interbancario / Bloomberg]

El rebalanceo de portafolios continúa a nivel global. La cercanía del inicio de la normalización de la postura monetaria de la Fed la motiva. El mercado local no se disocia de tal evento. Cifras de la cuenta financiera de la balanza de pagos para el primer trimestre de este año así lo confirma. Los influjos de capital se desaceleran, aunque no es un fenómeno nuevo.

Si sustraemos la inversión en cartera en valores colocados en el extranjero y nos enfocamos en las cifras de inversión extranjera al mercado de dinero y renta variable a nivel local, los datos sugieren un flujo significativamente inferior al observado en trimestres previos.

No obstante, no se trata de un fenómeno nuevo. Si bien la serie de inversión extranjera en cartera es volátil, es posible observar una tendencia predominantemente creciente entre los años de 2009 y 2012 seguido por uno descendente a partir del 2013.

Como sabemos, el primero periodo estuvo caracterizado por la implementación sucesiva de esfuerzos de relajamiento cuantitativo en Estados Unidos que a su vez se tradujo en un proceso de aprovechamiento de amplios diferenciales de tasas de interés entre el bloque desarrollado y el emergente, con su asociada bonanza en influjos de capital a este último.

En contraste, el segundo periodo estuvo caracterizado por los primeros destellos por parte de la Fed para sentar las bases hacia una normalización de su postura de política monetaria.

Por ejemplo, las declaraciones de la Fed y sus oficiales sobre la posibilidad de desacelerar el ritmo de compra de activos ("tapering") por parte de dicha institución hacia el verano del 2013 se tradujo en un periodo de significativa volatilidad financiera a nivel internacional. Tal contexto dio lugar a un primer rebalanceo significativo a nivel global. En México fue evidente un flujo de capitales hacia inversión en cartera negativo durante aquel segundo trimestre.

De manera más reciente, la tendencia de desaceleración de influjos hacia México se confirma con el dato del primer trimestre, donde los flujos a mercado de dinero y renta variable se redujo en 89 por ciento respecto al cuarto trimestre del año pasado, 79 por ciento respecto al mismo primer trimestre del 2014 y 86 por ciento inferior al flujo promedio trimestral durante 2014.

No obstante, el anterior comparativo debe ser tomado con cautela, al igual que la tentación de extrapolar tal desempeño a todo 2015. Esto pues, tal como comenté arriba, la serie es por naturaleza muy volátil. Creo que basta con decir que se continúa validando una tendencia de desaceleración gradual en los flujos que nos ocupan.

Más aún, con la evidencia con la que contamos actualmente, creo que resulta alentador que el proceso de rebalanceo de portafolios ya se encuentre en marcha, que sea gradual y que, para el caso de México, se lleve a cabo en un contexto de funcionamiento ordenado de los mercados locales.

Así, a la luz de los datos citados, si se me preguntara si la normalización de la Fed ya se encuentra internalizada en los mercados locales, creo que mi respuesta sería afirmativa -aunque tengo la impresión de que lo está de manera parcial.

Twitter: @joelvirgen

También te puede interesar:
¿Hacia dónde van los diferenciales de tasas?
La Recuperación del Consumo y su Sostenibilidad
Banxico trabaja frente a un contexto contrastante